Día de los Muertos en México: 5 Datos Importantes que Tienes que Saber

Dia de los muertos

Chicas festejan pintándose la cara de calavera el Día de los Muertos. (Getty Images)

El Día de los Muertos es una celebración mexicana que honra a los difuntos con comida, ofrendas y altares por tres días. La fiesta se realiza el 31 de octubre y el 1 y 2 de noviembre. La creencia es que las ánimas de los difuntos regresan esas noches para disfrutar los platillos y flores que sus parientes les ofrecen.

La celebración del Día de los Muertos se practica a todo lo largo del país azteca; y se viene festejando desde los tiempos prehispánicos. Los antiguos mexicanos, texcocanos, zapotecas, mixtecas, tlaxcaltecas, totonacas y otros pueblos originarios de México. La veneración a sus muertos es una tradición que se celebraba en el mes de agosto, justo cuando en el ciclo final de las cosechas de maíz, calabaza, garbanzo y frijol. Estos productos cosechados de la tierra eran parte de la ofrenda que los vivos le daban a los muertos, Pero después de la llegada de los españoles, el país mexicano traslado la veneración de sus muertos al calendario cristiano. Desde entonces se celebra en octubre y noviembre.

Lo cierto es que esta celebración no es totalmente mexicana sino que es una mezcla de distintas costumbres mesoamericanas y europeas. Según TabascoHoy.com, la celebración del dos de noviembre tiene su origen de Francia en el siglo X “cuando decidieron rescatar la celebración en honor a los Macabeos, mismos que el santoral católico considera como mártires”.

En si el Día de los Muertos no es un día para llorar, todo lo contrario, es una celebración muy alegre llena de diversión, flores, colores y mucha comida. Los dulces son muy populares, en especial las calaveras hechas de azúcar.

Las calaveras representan a los muertos, pero no en una forma de asustar, siendo glaseadas con brillos, sonrisas coloridas y accesorios llamativos. Normalmente las calaveras tienen inscrito el nombre del difunto en la frente.

Lo que tienes que saber:


1. Mictecacíhuatl es la Señora de la Muerte

El Dia de los Muertos

Ofrendas para el Día de los Muertos. (Getty Images)

Mictecacíhuatl es conocida como la Señora de la Muerte o La Dama de la Muerte porque se cree que murió al nacer. El trabajo de la Señora de la Muerte es vigilar los huesos de los muertos, según Wikipedia.

En la mitología azteca, Mictecacíhuatl es la reina del Mictlán, la región de los muertos. Ella junto a su rey les da la bienvenida a todos aquellos que mueren por causas naturales. Pero antes de llegar a ella, los difuntos, ya sean nobles o plebeyos o ricos, deben atravesar un largo y doloroso viaje por el Camino de los Muertos. Una vez que terminen su trayectoria se encontraran con los reyes del Mictlán quienes le permitirán disfrutar del descanso eterno, publicó SomiArte.com.

Mictecacíhuatl suele ser representada como una diosa descarnada con una cabeza de calavera, con los pechos expuestos y numerosos pliegues en su abdomen que representan sus múltiples partos. En algunas representaciones, la Reina de la Muerte aparece con la mandíbula abierta dando vida a un guerrero que sale de sus entrañas y a través de su cuello. En si, ella simboliza el principio y el fin de la vida.


2. El 1ro de Noviembre es el Día de Todos los Santos

Dia de los Muertos

Una ofrenda para el difunto Manuel Alvarez Bravo en el Día de los Muertos (Getty Images)

En México, el Día de los Muertos se celebra el 31 de octubre y el 1 y 2 de noviembre. Lo cierto es que las festividades inician el 28 de octubre, que es cuando se recuerdan a las personas que murieron en algún tipo de accidente, el 30 de octubre se recuerdan a los bebes que murieron antes de ser bautizados, el 31 de octubre se recuerdan a los niños menores de 12 años, el 1 de noviembre es el Día de Todos los Santos y se recuerda a la gente en general que fallecieron por causas naturales o enfermedades, y el 2 de noviembre después de las 12 del día -según las creencia es cuando el alma de los difuntos se van- se recogen las ofrendas y se levantan los altares.

También se cree que las almas de los niños regresan de visita el día 1ro de noviembre, y que las almas de los adultos regresan el día 2.


3. Ofrendas son la Invitación Para que el Difunto Viaje del Mundo de los Muertos Para Compartir con los Vivos

El dia de los muertos

(Getty Images)

Las ofrendas son la invitación para que el difunto viaje del mundo de los muertos para volver a convivir con sus amigos y familiares. Cada ofrenda tiene su propio significado, entre ellas tiene que haber flores, una cruz, imagen del difunto, incienso, arco, papel picado, velas, veladoras y agua. Aunque no lo creas también es importante tener una imagen de las ánimas en el purgatorio.

Aquí tienes la lista de las ofrendas y su significado:

Cruz: Utilizada en todos los altares, es un símbolo introducido por los evangelizadores españoles con el fin de incorporar el catecismo a una tradición tan arraigada entre los indígenas como la veneración de los muertos. La cruz va en la parte superior del altar, a un lado de la imagen del difunto, y puede ser de sal o de ceniza.

Imagen de las ánimas del purgatorio: Esta se coloca para que, en caso de que el espíritu del muerto se encuentre en el purgatorio, se facilite su salida. Según la religión católica, los que mueren habiendo cometido pecados veniales sin confesarse deben de expiar sus culpas en el purgatorio.

Copal e incienso: El copal es un elemento prehispánico que limpia y purifica las energías de un lugar y las de quien lo utiliza; el incienso santifica el ambiente.

Arco: El arco se coloca en la cúspide del altar y simboliza la entrada al mundo de los muertos. Se le adorna con limonarias y flor de cempasúchil.

Papel picado: Es considerado como una representación de la alegría festiva del Día de Muertos y del viento.

Velas, veladoras y cirios: Todos estos elementos se consideran como una luz que guía en este mundo. Son, por tradición, de color morado y blanco, ya que significan duelo y pureza, respectivamente. Los cirios pueden ser colocados según los puntos cardinales, y las veladoras se extienden a modo de sendero para llegar al altar.

Agua: El agua tiene gran importancia ya que, entre otros significados, refleja la pureza del alma, el cielo continuo de la regeneración de la vida y de las siembras; además, un vaso de agua sirve para que el espíritu mitigue su sed después del viaje desde el mundo de los muertos. También se puede colocar junto a ella un jabón, una toalla y un espejo para el aseo de los muertos

Flores: Son el ornato usual en los altares y en el sepulcro. La flor de cempasúchil es la flor que, por su aroma, sirve de guía a los espíritus en este mundo.


4. El festejo del Día de los Muertos ha Sido Reconocido por UNESCO

Dia de los Muertos

Las calaveras de azúcar para el Día de los Muertos. (Getty Images)

La celebración de Día de los Muertos es sin duda una gran tradición, que difunde valores de respeto y convivencia y ha sido reconocida por la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

La UNESCO, único organismo especializado de las Naciones Unidas cuyo mandato trata específicamente de la cultura, se asocia a esta celebración recordando que las festividades indígenas por el Día de Muertos, como se le conoce popularmente, forman parte de la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial, al tiempo que enfatiza la importancia de su significado en tanto se trata de una expresión tradicional -contemporánea y viviente a un mismo tiempo-, integradora, representativa y comunitaria.


5. China y Africa Celebran el Día de los Muertos

Dia de los Muertos

Una mujer decorando con flores la tumba de un fallecido en el Día de los Muertos. (Getty Images)

En China tienen el festival llamado Ching Ming, lo que es el Día de los Muertos para los mexicanos. En este día, los descendientes van a visitar a sus ancestros a sus tumbas. Este festival se celebra el 4 y 5 de abril en el calendario solar, o el día 106 en el calendario lunar chino. La festividad comienza aproximadamente diez días antes y diez después del Chin Ming, y puede durar hasta un mes.

La cultura africana visita a sus difuntos y les llevan comida y regalos. A cambio le piden protección y buena temporada de caza.

En España los familiares de los difuntos realizan visitas a los cementerios para limpiar las sepulturas y adornarlas con flores, entre las que destacan los crisantemos.Actualmente la mayoría de las personas que cumplen con esta tradición son las de mayor edad. Sí es habitual, no obstante, consumir ciertos dulces característicos de esta época, como los huesos de santo o los buñuelos de viento, y también persisten algunas tradiciones populares, según 20Minutos.com.