Gobierno de Biden se prepara para cancelar el Título 42 en mayo

Inmigrantes, en su mayoría de Haití, se reúnen en la orilla del Río Grande el 19 de septiembre de 2021 en Ciudad Acuña, México, al otro lado de la frontera con Del Rio, Texas.

Getty Inmigrantes, en su mayoría de Haití, se reúnen en la orilla del Río Grande el 19 de septiembre de 2021 en Ciudad Acuña, México, al otro lado de la frontera con Del Rio, Texas.

La administración del presidente Joe Biden, se prepara para levantar el 23 de mayo del presente año, la polémica ley sanitaria conocida bajo el Título 42, por el cual se restablece el tratado internacional de proporcionar refugio y asilo a ciudadanos que huyen de sus países por condiciones humanitarias y riesgos de persecución.

Según San Diego Tribune, el diario The Wall Street Journal citó a funcionarios del gobierno enterados del asunto, y a los que no identifica, quienes indicaron que la medida, instaurada hace dos años, dejará de usarse a finales de mayo.

Señala este medio que la suspensión, de la cual los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades – CDC, informará esta semana, indica que “ya no existe un peligro grave” de que los migrantes introduzcan el virus del Covid-19 dentro de los centros de detención de indocumentados.

¿Qué es el Título 42 y cómo afecta a los migrantes para entrar en EE.UU.?

El Título 42, se instauró durante el gobierno del presidente Donald Trump en el año 2020. Surgió como una orden sanitaria que restringía la llegada de inmigrantes a los Estados Unidos con el fin de evitar que la pandemia del coronavirus se introdujera en el país.

Con el cambio de mandato, y la llegada a la Casa Blanca del presidente Joe Biden, la norma siguió en vigencia, y permitió que la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, por sus siglas en inglés), siguiera ejerciendo su potestad para prohibir la entrada a ciudadanos extranjeros que representaran un riesgo potencial para la salud de los Estadounidenses.

El Título 42 comenzó a aplicarse a personas adultas que viajaban solas y a los padres que viajaban con sus hijos, sin embargo, el año anterior el presidente Biden hizo una excepción con los niños que viajaban no acompañados, o con uno de sus padres permitiéndoles el ingreso al país.

De hecho, a principios del mes de marzo, los CDC pusieron fin formalmente a la política para los niños no acompañados, diciendo que su expulsión “no está justificada para proteger la salud pública”.

De acuerdo con Dallas News, en los últimos dos años, las autoridades fronterizas han utilizado el Título 42 para expulsar a los inmigrantes en cerca del 60% de los casos -más de 1,7 millones de expulsiones- mientras que han permitido la entrada de otros con exenciones humanitarias. Pero a medida que la respuesta a la pandemia cambiaba dentro de Estados Unidos, los funcionarios comenzaron a preparar el fin de esta política.

“El hecho es que, después de más de un año en el cargo, las políticas de COVID de esta administración siguen siendo profundamente hipócritas: culpar falsamente a los solicitantes de asilo en la frontera de la propagación de la pandemia y, al mismo tiempo, eliminar las restricciones de COVID en todo el país”, dijo Noah Gottschalk, líder de política global de Oxfam América, que está entre los grupos que luchan contra el Título 42.

Cabe indicar, que acabar con la política de este título, es permitir de nuevo a la población migrante poder acceder a un proceso de asilo dentro del país, mientras se determina un fallo, según LA Times.

Partidarios y detractores de la medida

Los miembros del Caucus Hispano del Congreso instaron el martes al gobierno de Biden a “hacer lo correcto”.

“Hace tiempo que se debería haber puesto fin por completo a la política del Título 42 iniciada por Trump y dejar de utilizar la pandemia como excusa para mantenerla”, dijo en un comunicado de prensa el presidente del Caucus, el representante Raúl Ruiz (demócrata de Palm Desert). “Las tasas de transmisión son bajas, hay protocolos seguros de pruebas y cuarentena, y las vacunas están fácilmente disponibles”.

Mientras que Eleanor Arce, Directora de Human Rights First, estableció que el uso de esa norma sanitaria “viola las leyes sobre refugiados, socava la salud pública, alienta el racismo”.

“Cada día que esta política permanece en vigencia el gobierno de Biden sigue rechazando a gente que sufre violaciones horribles y sistemáticas de los derechos humanos”, añadió.

Del otro lado, dice San Diego Tribune, que una veintena de legisladores de Texas, por su parte, envió una carta al gobierno de Biden pidiendo que se mantenga en uso el Título 42, y advirtiendo que las comunidades en la frontera ya encaran dificultades con la migración indocumentada y no podrán lidiar con un incremento del arribo de extranjeros.

“Un final brusco del Título 42 sin un plan integral en marcha aumentaría significativamente la presión sobre el DHS, las comunidades fronterizas y las organizaciones locales sin fines de lucro que ya están cerca o al límite de su capacidad”, señala la carta.

Por su parte, señala el informativo LA Times, que el senador Bill Hagerty, republicano de Tennessee, presentó hoy un proyecto de ley que permitiría el uso del Título 42 para proteger la salud pública estadounidense del contrabando de drogas letales, como el fentanilo.

“No podemos permitirnos el lujo de perder el Título 42, que es una herramienta esencial para la seguridad fronteriza, cuando cifras sin precedentes de estadounidenses mueren por sobredosis de drogas alimentadas por cruces ilegales de la frontera”, afirmó Hagerty en un comunicado.

¿Cómo se prepara Estados Unidos para recibir a las decenas de migrantes?

CNN Español publica que el fin de las restricciones pandémicas de la era Trump significaría un regreso a los protocolos tradicionales, que podrían incluir la liberación de migrantes en EE.UU. mientras realizan sus procedimientos de inmigración, la detención de migrantes o la expulsión si no tienen una solicitud de asilo. Los migrantes que son liberados en EE.UU. pueden inscribirse en programas alternativos a la detención para un seguimiento continuo.

Como parte de la planificación, el Departamento de Seguridad Nacional también está organizando contratos de transporte para trasladar a los migrantes detenidos en la frontera a la recepción, estableciendo instalaciones adicionales para el procesamiento y reforzando el personal en el terreno. La administración ya comenzó a ofrecer vacunas contra el Covid-19 a los migrantes que se encuentran en la frontera sur de Estados Unidos.

Finalmente, informa que se estima que entre 30.000 y 60.000 personas se encuentran en el norte de México esperando para cruzar la frontera sur de EE. UU., según un funcionario federal encargado de hacer cumplir la ley.

“Esto es lo que hacemos en el Departamento de Seguridad Nacional. Planificamos todo tipo de eventos de contingencia, ya sean de alta o baja probabilidad”, dijo otro funcionario de Seguridad Nacional.

LEER MÁS: ¿Quién es Kim Wolfe presentadora de ¿”Por qué diablos compré esta casa”?

Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x