Guangzhou confina a millones de personas mientras se extiende un brote de COVID

Getty

Mientras ya nadie parece preocuparse por la pandemia del virus del Covid-19, y las medidas sanitarias se hayan relajado en la mayor parte del mundo, al sur de China, la metrópolis de Guangzhou, ha entrado de nuevo en confinamiento por un brote creciente de COVID.

Esta nueva ola de contagios es más alarmante que la registrada en los comienzos de la pandemia en esta ciudad manufacturera, potencia económica de China.

De acuerdo con el portal Red Agricola, según la autoridad sanitaria, los contagios en todo el país ascendieron a 7.475 el 7 de noviembre, frente a los 5.496 del día anterior y el ‘peak’ más alto desde el 1 de mayo, y si bien, todavía no se ha impuesto un cierre total al estilo de Shanghái, muchos distritos de Guangzhou han impuesto diferentes niveles de restricciones y cierres.

El 8 de noviembre, Guangzhou informó 2.637 infecciones locales, casi un tercio de los nuevos casos en toda China. La ciudad de 19 millones de personas se ha convertido en el epicentro del último brote de Covid-19 en el país, con más de 1.000 nuevos casos durante cuatro días consecutivos. El brote que afecta actualmente a Guangzhou es el peor desde el inicio de la pandemia, informó CNN.

Ordenan confinamiento

Publica el medio CNN que la mayoría de los casos en Guangzhou se han concentrado en el distrito de Haizhu, un barrio urbano mayoritariamente residencial de 1,8 millones de habitantes situado en la orilla sur del río Perla. Sin embargo, a cerca de cinco millones de habitantes residentes en varios distritos de la ciudad, este miércoles las autoridades les ordenaron permanecer dentro de sus casas por lo menos hasta el próximo domingo, anotando que solo una persona de la familia puede salir a la calle para abastecer el hogar de los artículos de primera necesidad.

La medida se decretó luego de que la ciudad, que tiene una población de 13 millones de personas, reportó más de 2.500 nuevos positivos en las últimas 24 horas. El transporte público y las clases se han suspendido en gran parte de Guangzhou, mientras que los vuelos a Beijing y a otras grandes ciudades fueron cancelados, según los reportes de la prensa estatal. Asi lo dio a conocer AP News.

Entre tanto, con el fin de mantener el control sobre el brote, las autoridades sanitarias están llevando a cabo pruebas masivas de Covid-19 en nueve distritos de la ciudad. Según CNN, los residentes considerados contactos cercanos de las personas infectadas –que en China pueden ser desde vecinos hasta quienes viven en el mismo edificio o incluso en un complejo residencial– han sido trasladados en masa a instalaciones de cuarentena centralizadas.

“En la actualidad, sigue existiendo el riesgo de propagación comunitaria en zonas de no riesgo, y el brote sigue siendo grave y complejo”, declaró el martes, en una conferencia de prensa, Zhang Yi, subdirector de la Comisión Municipal de Salud de Guangzhou.

Anticipando que lo peor está por llegar, muchos residentes de Guangzhou se han abastecido de alimentos y otros suministros. “He estado comprando alimentos y aperitivos por internet como un loco. Probablemente acabaré comiendo las sobras durante un mes”, dijo un residente, cuya zona del distrito de Haizhu fue catalogada como de bajo riesgo por las autoridades, informó CNN.

Otros, enfadados por las restricciones y los decretos de pruebas de detección del nuevo coronavirus, han acudido a las redes sociales para desahogar su frustración. En Weibo, la plataforma China parecida a Twitter, han proliferado los mensajes que utilizan la jerga y los improperios en la lengua cantonesa local para criticar las medidas de cero COVID, evadiendo aparentemente los ojos de los censores chinos en línea que no lo entienden.
“Aprendo palabras malsonantes en cantonés en la búsqueda urgente en tiempo real”, dijo un usuario de Weibo, en declaraciones recogidas por CNN.

La situación de China se agrava por el COVID

Expertos dicen que la situación del Covid-19 en China se está agravando rápidamente. “El foco de atención más reciente se encuentra en Guangzhou, donde las cifras de nuevos casos parecen seguir la senda de las de Shangai a finales de marzo y abril”, señala Richard Tang, analista para Asia de Julius Baer, de acuerdo con el portal Bolsa Mania.

El experto indicó que hay que ver si Guangzhou acaba adoptando medidas estrictas, como lo hizo Shanghai a principios de año, o si por el contrario adopta un enfoque más suave. “El mercado lo observará con atención porque las decisiones de Guangzhou reflejarán la última opinión de los dirigentes del Estado sobre cómo afrontar la pandemia en el futuro”, añadió el economista de Julius Baer.

Por su parte, unas restricciones más suaves puede alimentar la esperanza de que el país haya decidido un cambio fundamental en su estrategia y prolongar las subidas que se vieron la semana pasada motivadas por la posibilidad de que China vaya abriendo su economía paulatinamente, informó CNBC.

Finalmente, desde Nomura añaden que, tal y como están las cosas, es difícil decir si Guangzhou repetirá la experiencia de Shangai en la primavera de este año. “Si Guangzhou repite lo que hizo Shanghái en primavera, provocará una nueva ronda de pesimismo sobre China”, apunta el economista jefe en China de Nomura, Ting Lu, según CNBC.

LEER MÁS: “Perro del infierno”: ¿Qué tan peligrosa es la nueva subvariante del COVID?

Comenta Aquí
0 0 votos
Calificación de artículo
Notificar de
0 Comentarios
Suscribir
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax