Donald Trump: “En semanas” estará lista vacuna contra el Covid-19

Vacuna Covid-19 - Copenhagen

Getty Images Vacuna Covid-19 - Copenhagen

Este martes en la mañana, el presidente Donald Trump, hizo declaraciones con respecto a la consecución de la vacuna para contrarrestar el Covid-19, señalando que muy pronto estará lista para recibir su aprobación. Pese a todas la criticas y advertencias recibidas en cuanto a lo peligroso que sería apurar un proceso tan delicado como este, el mandatario declaró en entrevista a la cadena de televisión Fox News, que “no lo estoy haciendo por razones políticas, quiero la vacuna rápido”. Para el jefe de la Casa Blanca si el gobierno no hubiera puesto en marcha la operación Warp Speed (velocidad de la luz), los americanos y el mundo, “no tendrían una vacuna en años”, dijo el gobernante, añadiendo su participación en el aceleramiento para la producción de esta, ante la FDA.

En esta entrevista el presidente Trump también aseguró que los Estados Unidos estaba logrando “darle vuelta a la pandemia”, posicionando mucho mejor al país, respecto a lo desastroso que fue el virus los primeros meses del año, y nuevamente defendió su posición de haber desestimado la peligrosidad del virus, para no generar pánico entre sus compatriotas. “Estamos dando un giro a la pandemia. Texas está bajando, Florida lo está haciendo muy bien”. Dijo Trump.

El pasado 4 de septiembre en sesión informativa, el mandatario dijo a los periodistas que EE. UU estaba “en camino para entregar una vacuna, tal vez antes del 1 de noviembre”. Y añadió que “creemos que probablemente podamos tenerla en algún momento durante el mes de octubre”.

Así mismo, estas declaraciones por parte del jefe de Estado, se dan en momentos tan cruciales por la carrera a ganar las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre, y justo cuando la campaña de su opositor demócrata Joe Biden, ha tratado de restarle importancia a la eficacia y seguridad de la vacuna por su apresurado proceso por obtenerla, poniendo en tela de juicio la credibilidad de todo lo anunciado por el presidente Trump, tildándolo de mentirle al país, y de probablemente ejercer presión política para la obtención y distribución rápida de la vacuna antes de las elecciones del mes de noviembre.

Igualmente, se retoman dentro de esta contienda las pasadas declaraciones de la candidata demócrata a la vicepresidencia Kamala Harris, cuando en una entrevista con CNN dijo que “No me fiaría solo de la palabra de Trump”, refiriéndose a la vacuna contra el Covid-19. Ahora nuevamente hacen eco las palabras de su jefe, el candidato Joe Biden al expresar que “me gustaría ver lo que los científicos dijeron”, pronunciamientos a los que Trump, respondió en conferencia de prensa el día del ‘Labor Day’ como comentarios “tan malos para el país, malos para el mundo como para decir eso”.

Finalmente, el fabricante de medicamentos AstraZeneca, después de haber detenido las pruebas de ensayo de la vacuna a raíz de que un paciente enfermara con efectos no especificados, obtuvo de nuevo todo el apoyo y permiso por parte de los organismos de control de EE. UU para reanudar las pruebas, y hasta el momento se tienen tres candidatas para la vacuna, una de ellas – AstraZeneca- ha sido destacada por el presidente de Estados Unidos, como una de las vacunas que se está sumando al “grupo de vacunas que están muy cerca del final, y con suerte, de su aprobación”.