COVID-19: EMA confirma vínculo entre la vacuna de AstraZeneca y las trombosis

Una ilustración fotográfica de la vacuna AstraZeneca COVID-19 en la farmacia Copes en Streatham el 4 de febrero de 2021 en Londres, Inglaterra.

Getty Images Una ilustración fotográfica de la vacuna AstraZeneca COVID-19 en la farmacia Copes en Streatham el 4 de febrero de 2021 en Londres, Inglaterra.

Marco Cavaleri, gerente de vacunas de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) confirmó este martes al diario italiano Il messaggero, la existencia de un “vínculo” entre la vacuna para el virus del COVID-19 de AstraZeneca y los casos de trombosis observados tras su administración.

“Ahora podemos decirlo, está claro que hay un vínculo con la vacuna”, indicó Marco Cavaleri, jefe de estrategia de vacunas de la EMA, pero agregó que todavía no se conoce “qué provoca esta reacción. Aún no lo sabemos. En las próximas horas diremos que ‘existe un vínculo, pero aún tenemos que entender cómo sucede“.

Estamos tratando de obtener una imagen precisa de lo que está sucediendo, de definir con precisión este síndrome debido a la vacuna. Entre las personas vacunadas, hay un número de casos de trombosis cerebral en los jóvenes mayor de lo que tendríamos esperado. Eso tendremos que decir”, agregó, de acuerdo a declaraciones citadas por Blu Radio.

Y es que desde hace varias semanas han surgido sospechas sobre posibles efectos secundarios graves, aunque raros, entre las personas vacunadas con la vacuna de AstraZeneca. Se trataría de casos de trombosis atípica, algunos de ellos han causado la muerte. 

Por su parte, el subsecretario de Sanidad de Italia, Pierpaolo Sileri, se refirió frente al hecho, aduciendo que es posible que para mayor precaución la Agencia Europea de Medicamentos indique en que grupos poblacionales no es recomendable usar la vacuna de AstraZeneca, recogen medios locales.

Al respecto, Marco Calavari señaló que se necesita hacer más evaluaciones sobre las “diferentes categorías de edad” entre los casos raros de formación de coágulos sanguíneos tras el suministro de la inyectable. Agregó que de momento los efectos secundarios adversos se registran principalmente en mujeres menores de 50 años. Así mismo, estableció el funcionario que la edad promedio de los pacientes afectados esta entre los 45 y 47 años de edad.

Es de señalar que la EMA se pronunció sobre estos cuestionamientos, argumentando que “no se ha probado ningún vínculo causal con la vacuna”, aunque es “posible”, y que los beneficios de recibir la vacuna contra el coronavirus son superiores a los riesgos, por lo que instó a las personas a no desaprovechar la oportunidad de recibir la inyección de AstraZeneca contra el virus del Covid-19.

“La EMA opina que los beneficios de la vacuna AstraZeneca para prevenir el Covid-19, con su riesgo asociado de hospitalización y muerte, superan los riesgos de efectos secundarios”, dijo la agencia en un comunicado emitido el 31 de marzo, informó Actualidad.

De hecho en el pasado mes de marzo tras “una cuidadosa revisión” de todos los datos disponibles de más de 17 millones pacientes inoculados con ese fármaco en la Unión Europea y el Reino Unido, la farmacéutica AstraZeneca anunció que no encontró pruebas de que su vacuna contra el coronavirus provocara un aumento del riesgo de la aparición de coágulos de sangre.

La revisión se efectuó luego de que distintos países pospusieran o limitaran la vacunación con esa fórmula después de aparecer informaciones de que algunas personas desarrollaron trombos tras recibir la dosis.

De igual manera la compañía subrayó que los resultados “no mostraron evidencia de un mayor riesgo de embolia pulmonar, trombosis venosa profunda o trombocitopenia, en ningún grupo de edad definido, género, lote o en ningún país en particular”. Por su parte, la portavoz de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Harris, indicó que no hay razón para dejar de usar la vacuna contra el Covid-19 de AstraZeneca, según Actualidad.

Entre tanto, para Paul Hunter, especialista en microbiología médica de la Universidad de East Anglia, entrevistado por la AFP, citando a El Heraldo “la evidencia apunta más bien hacia la vacuna Oxford-AstraZeneca como causa”, aseguró.

Casos de trombosis cerebral

Un trabajador de la salud administra una dosis de la vacuna AstraZeneca / Oxford Covid-19 a un paciente en un centro de vacunación establecido en el centro islámico y mezquita del Instituto Karimia en Nottingham, en el centro de Inglaterra, el 6 de abril de 2021

Getty ImagesUn trabajador de la salud administra una dosis de la vacuna AstraZeneca / Oxford Covid-19 a un paciente en un centro de vacunación establecido en el centro islámico y mezquita del Instituto Karimia en Nottingham, en el centro de Inglaterra, el 6 de abril de 2021

Como medida cautelar, varios países decidieron suspender la administración de esta vacuna en ciertos grupos de edad. Entre ellos podemos citar a Alemania, Francia y Canadá.

Además, últimos reportes dan cuenta de siete personas fallecidas en el Reino Unido a causa de unos raros coágulos de sangre después de que se les aplicara la dosis de la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19. La Agencia Reguladora de Medicinas y Cuidados para la Salud (MHRA, en inglés) del Reino Unido señaló que identificaron 30 casos de unos raros coágulos de sangre entre los 18,1 millones de personas vacunadas con ese preparado hasta finales de marzo. “Siete de ellos perecieron”, indica el organismo en un comunicado el sábado (03.04.2021).

Igualmente, este organismo regulador puntualizó que no obstante los riesgos asociados a estos coágulos son “muy pequeños” y que la población debería aceptar la vacuna cuando sea ofrecida por la sanidad. De los 30 incidentes, 22 corresponden a trombos cerebrales venosos (CVST, por sus siglas en inglés) y ocho a otros problemas relacionados con la coagulación de sangre con bajas plaquetas.

Así mismo, otro de los casos registrados, es el de una mujer española de 55 años quien recibió la vacuna de AstraZeneca contra el coronavirus, y tras una reacción inesperada fue ingresada al hospital Álvarez-Buylla de Mieres (Asturias) en donde su diagnóstico fue el de una trombosis cerebral. Según informa El Comercio, la Consejería de Salud asturiana está investigando si este incidente guarda relación con la aplicación de la inyección.

Citando fuentes de Salud, la información de El Comercio asegura que la paciente se encuentra “estable” y con una buena evolución clínica. En estos momentos, el departamento trata de dilucidar si la trombosis que ha sufrido la paciente guarda similitudes con las del resto de casos de España y en Europa.

A raíz de las persistentes dudas sobre la seguridad de esta vacuna, la falta de credibilidad y confianza en la misma, ha hecho que la compañía cambie el nombre a su inyeccion por el de Vaxzevria, no obstante, los últimos casos de muerte por coágulos en vacunados por AstraZeneca en Reino Unido no han alejado la incertidumbre.

Finalmente, es de anunciar que el Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia (PRAC) tiene programadas reuniones hoy hasta el próximo viernes para concluir su investigación sobre estos casos de tromboembolismos, y “tan pronto como finalice su evaluación” de todos los informes disponibles, “se comunicarán” las conclusiones en una rueda de prensa.

“Las personas vacunadas deben ser conscientes de la remota posibilidad de que se produzcan estos tipos muy raros de coágulos de sangre. Si tienen síntomas que sugieran problemas de coagulación como se describe en la información del producto, deben buscar atención médica inmediata e informar a los profesionales de la salud sobre su vacunación reciente”, subrayó la EMA, en plena evaluación.

LEER MÁS: Marwa El Selehdar: Primera mujer capitana de Egipto acusada de bloquear el Canal de Suez


Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x