Trump sabía lo mortal que era el COVID-19 y lo negó: ¿quién sacó a la luz su confesión?

Getty Images Donald Trump

Bob Woodward recibió una primicia. El renombrado periodista, quien tuvo sus inicios siendo parte del dúo responsable de descubrir el escándalo del Watergate que llevó a la renuncia del presidente Richard Nixon, desde entonces ha ganado dos premios Pulitzer y ha escrito libros con superventas sobre nueve presidentes en su ejercicio, incluido Donald Trump.

Su próximo libro sobre el presidente Trump llamado, “Rage”(Rabia), se publicará el 15 de septiembre, pero en una lectura temprana del Washington Post, el periódico informó que Trump admitió que al principio de la pandemia del coronavirus “restó importancia” a la gravedad de la situación para evitar el pánico. Esa conversación se grabó y se puede escuchar, junto con otras, en un artículo del Washington Post, pero también, en el Twitter del corresponsal principal del Congreso de CNN, Manu Raju.

Trump le dijo a Woodward que minimizó la amenaza del coronavirus. “Siempre quise restarle importancia. Todavía me gusta restarle importancia porque no quiero crear un pánico”, dijo el presidente.

También Trump le dijo a Woodward que “muchos jóvenes” son vulnerables, a diferencia de su mensaje público.

En la conversación grabada, Trump le dijo a Woodward el 19 de marzo que “han salido a la luz algunos hechos alarmantes”, y que no son “solo los ancianos” los que están siendo duramente afectados por el virus, sino también los más jóvenes. Pero aún así, dijo: “Para ser honesto contigo, siempre quise restarle importancia. Todavía me gusta restarle importancia, porque no quiero que la gente entre en pánico”.

Trump le dijo a Woodward que el COVID-19 es “mortal”, pero luego le dijo a Fox News que el 99,7% de los casos están en personas que mejorarán.

Al comienzo de la pandemia, el 7 de febrero, Trump aseguró a Woodward que había hablado con el presidente chino, Xi Jinping, y que mayormente hablaron sobre el virus. Trump dijo en una entrevista grabada publicada en el artículo del Washington Post:

“Creo que lo manejaremos en buena forma, pero sabemos que es una situación muy complicada. Se pasa por el aire, Bob. Eso siempre es más difícil que tocar, tocar, no tocar cosas, se trata del aire. Simplemente respiramos el aire, así es como se pasa. Y eso es muy complicado. Eso es muy delicado. También es más mortal que incluso las gripes más fuertes. La gente no se da cuenta de que perdemos 25,000, 30,000 personas al año aquí, ¿quién pensaría eso, verdad? Y luego digo, bueno, ¿es lo mismo? Esto es más mortal. Esto es 5% versus 1% y menos del 1%, así que esto es algo mortal”, dijo Trump en aquel momento.

Solo unos meses después, en julio, Trump le dijo a Chris Wallace de Fox News Sunday que no intentaba restarle importancia a la gravedad del virus.

Durante la entrevista, Wallace preguntó sobre la cantidad de casos positivos y muertes, y Trump respondió que la cantidad de pruebas que se estaban realizando en los EE.UU. eran muy superiores a cualquier otro lugar del mundo, pero dijo: “Muchos de esos casos son jóvenes, gente que se curaría en un día. Tienen los estornudos y lo ponemos como prueba. Muchos de ellos, no se olviden, supongo que es como el 99,7 por ciento, la gente va a mejorar y, en muchos casos, van a mejorar muy rápidamente”.

Wallace dijo: “Le voy a hacer un favor, porque estoy seguro de que mucha gente que está escuchando en este momento va a decir: ‘Trump trata de restarle importancia, intenta mostrarlo no ser tan serio como es'”.

A eso, el presidente respondió: “No juego, no juego, no, esto es muy serio”.

En la misma entrevista con Wallace, Trump asumió la responsabilidad de no tener un plan nacional para combatir el virus y dijo: “Miren, yo siempre asumo la responsabilidad de todo porque, en última instancia, también es mi trabajo. Tengo que poner a todo el mundo en fila. Algunos gobernadores lo han hecho bien, algunos gobernadores lo han hecho mal. Se supone que deben tener suministros que no tenían. Yo se los proporcioné a todos”.

Sin embargo, en su última entrevista con Woodward el 21 de julio, Trump le dijo al veterano periodista: “El virus no tiene nada que ver conmigo. No es mi culpa”.

El nuevo libro de Woodward analiza el trabajo del Dr. Anthony Fauci con Trump, quien se siente frustrado por la falta de atención del presidente

Según el Washington Post, el libro cubre los tratos de Trump con los colegas de la Casa Blanca (los llama con nombres despectivos y denigra su inteligencia), sus sentimientos sobre el movimiento Black Lives Matter (no puede identificarse), sus reuniones con Kim Jong-Un (llamándolo “mucho más que inteligente”) y se jacta de que Estados Unidos tiene un nuevo sistema secreto de armas que se supone que nadie debe conocer.

El Dr. Fauci estuvo entre las personas con las que Woodward habló o tuvo conocimiento durante las reuniones, y el Washington Post informó que, según el libro de Woodward, Fauci dijo que Trump: “está en un canal separado” y desenfocado en las reuniones, con un liderazgo “sin timón”. “Su capacidad de atención es como un número negativo. Su único propósito es ser reelegido”.

Dr. Fauci habla con Noticias Telemundo y dice que no es tiempo para una cuarentena | TelemundoVideo oficial de Noticias Telemundo. El doctor Fauci, experto en enfermedades infecciosas, habla por primera vez con un medio en español y advierte a los estadounidense a prepararse para semanas de emergencia. SUSCRÍBETE: http://bit.ly/1JI1uXV Noticias Este es el canal en Youtube de la división de noticias de la cadena Telemundo en los Estados Unidos. El…2020-03-24T00:22:56Z

Según los informes, Fauci también expresó su preocupación porque Trump hablara sobre la pandemia después de un tiempo en el que había hecho “declaraciones falsas”, según el Washington Post, diciendo frente al presidente: “No podemos dejar que el presidente esté ahí fuera. vulnerable, diciendo algo que se le regresará y lo morderá”.

Sigue a AhoraMismo en Instagram

Esta es la versión original de Heavy.com