Oficiales de la policía en Carolina del Norte amenazan con matar a afroamericanos

Wilmington, Departamento de Policía de NC/Facebook El jefe de policía de Wilmington, Donny Williams, anuncia la terminación de tres oficiales después de que surgieron grabaciones de los hombres usando comentarios racistas y denigrantes contra la agencia.

Tres agentes del Departamento de Policía de Wilmington (WPD, por sus siglas en ingles) Carolina del Norte, fueron despedidos el 24 de junio después de que surgieran grabaciones de sus conversaciones racistas a partir de las protestas por la muerte de George Floyd.

Dos de los hombres, Kevin Piner, de 44 años, y James Gilmore, de 48, eran agentes de policía, mientras que el tercero, Jessie Moore, de 50 años, era cabo. Los tres habían sido miembros de la policía de Wilmington en Carolina del Norte durante más de veinte años.

Los despidos ocurrieron el día después de que un nuevo jefe de policía negro, Donny Williams, fuera asignado al puesto por decisión unánime, pero la investigación comenzó el 4 de junio cuando el sargento responsable de las auditorías mensuales de video encontró archivos etiquetados como “activaciones accidentales” y escuchó conversaciones entre los oficiales que estaban llenas de comentarios racistas y denigrantes sobre el WPD y algunos de sus oficiales.

Algunos de los comentarios más impactantes vinieron del oficial Piner, quien habló sobre estar listo para una guerra civil, diciendo, “pronto saldremos y empezaremos a matarlos [improperio racial]. No veo la hora. Dios, no veo la hora.”

Esto es lo que necesitas saber:

1. El ex oficial Kevin Piner dijo que una guerra civil es necesaria para ‘borrarlos del maldito mapa’

Las grabaciones consisten de dos conversaciones diferentes, la primera entre Piner y Gilmore después de que Gilmore detuvo su patrulla de policía junto a la de Piner, según una Investigación Interna de Estándares Profesionales del Departamento de Policía de Wilmington.

La segunda conversación grabada es del mismo día, cuando Moore llamó a Piner por teléfono.

Los comentarios de Piner sobre una guerra civil y matar a personas negras tuvieron lugar durante su conversación con Moore.

Después de sus comentarios sobre no poder esperar a la llamada próxima guerra civil, Piner dijo que estaba “listo” y que estaba planeando comprar un nuevo rifle de asalto en las próximas semanas, según el informe de investigación interna.

Piner le dijo a Moore que “sentía que la sociedad necesitaba una guerra civil para ‘borrarlos del maldito mapa. Eso los hará retroceder unas cuatro o cinco generaciones”.

Moore le dijo a Piner que no haría nada de eso y dijo: “Estás loco”.

2. El ex cabo Moore dijo que una drogadicta de la raza negra que había arrestado ‘necesitaba un balazo en la cabeza en ese mismo momento y continuar en marcha”

Mientras Moore estaba al teléfono con Piner, Moore comenzó a hablar de un arresto que había hecho el día anterior en el que se refirió a la mujer arrestada como “negra” e “[improperio racial]” varias veces, según el informe de la investigación. Dijo: “‘necesitaba un balazo en la cabeza en ese mismo momento y continuar en marcha. Removemos el cuerpo y continuamos en marcha.

A eso Piner le respondió: “Eso es lo que vengo diciéndote”.

Moore continuó su historia, refiriéndose varias veces a la mujer que arrestó como una “[improperio]” y una “[improperio] loca” y se quejó del oficial que vino a ayudarlo por no querer romper la ventana de su coche cuando ella no cumplía.

A esto Piner respondió, “él es un “[improperio]… todos son “[improperio].”

Moore se refirió al magistrado afroamericano ante quién la mujer que había arrestado compareció como una “[improperio]” por sugerir que tal vez necesitaba tratamiento de abuso de sustancias más que la cárcel. Piner le contestó, “No, es negro”.

Moore dijo que la drogadicción es una “muleta” y que “Dios tiene un lugar especial en el infierno para gente así”, refiriéndose al magistrado. “Hombre, espero que ardan en el infierno… los odio. Es malo porque no todos los negros son así”, dijo, seguido de, “90 por ciento de ellos Kevin 90 [improperio] por ciento”.

3. Gilmore dijo que sus comentarios a Piner sobre videos en las redes sociales de personas ‘adorando a los negros’ durante las protestas de George Floyd tuvieron que ver con las enseñanzas de la Biblia

El papel de Gilmore en la grabación ocurrió cuando detuvo su patrulla de policía junto a la de Piner durante un tiempo de inactividad. Según los informes, los dos hombres comenzaron a hablar de las protestas y Piner le dijo a Gilmore que la única preocupación de su agencia era “arrodillarse con la gente negra”.

Gilmore luego habló sobre lo molestó que estaba por los videos que vio en las redes sociales mostrando a los blancos “agachándose de rodillas y alabando a los negros”, incluyendo un video de una “chica blanca de buen aspecto y su novio vándalo inclinándose y besándole los pies”.

Gilmore dijo: “Cuántas veces te he dicho que es casi como si pensaran que son su propio Dios”.

Durante la investigación de las grabaciones, Gilmore dijo que sus comentarios no eran racistas, sino que el video que vio de “los blancos de rodillas y cantandole alabanzas a los negros era preocupante”. Dijo que se sentiría así sin importar quién adoraba a quien porque “adorar a alguien que no fuera Dios es una violación de los Diez Mandamientos”.

Gilmore le dijo a los investigadores que “siempre trata a todos de manera justa independientemente de su raza”.

4. Moore & Piner dijo que habían estado bajo mucho estrés y estaban desahogándose, pero normalmente no hablan así y se sienten avergonzados

Según el informe de la investigación, cuando se les cuestionó sobre las grabaciones, los tres oficiales admitieron hacer los comentarios.

Moore quería que se señalara que cuando llamó a Piner estaba fuera de servicio y en casa. Dijo que no era racista, que estaba desahogándose con su amigo sobre un arresto.

El informe señala que Moore dijo: “La llamada combinada con la situación de las recientes protestas lo hizo extremadamente estresado y está muy avergonzado por las cosas que dijo en el video”. Le dijo a los investigadores que normalmente no habla así, pero que sólo se ventilaba con Piner.

Piner dijo a los investigadores que había estado muy estresado debido a estar trabajando en las protestas y sentir que su familia estaba en peligro después de ver un video de un hombre negro “diciéndole a la gente que encontrara residencias de oficiales y matara a sus familias”.

Piner dijo que estaba avergonzado cuando escuchó el video. Señalo que recientemente se había puesto en contacto con el Programa de Asistencia al Empleado porque sentía que estaba llegando a su “límite”.

Según el informe, Piner dijo que “los comentarios no eran característicos de él y que estaba fuera de control”.

5. El nuevo jefe de policía despidió a 3 oficiales veteranos en su segundo día en el trabajo

El jefe Donny Williams fue nombrado al rol el 23 de junio, y el 24 de junio despidió a los oficiales. En su declaración, escribió: “Hoy es un día difícil para mí porque como su nuevo jefe de policía, una de mis primeras tareas importantes es anunciar la terminación de tres oficiales de policía veteranos por mala conducta”.

En un comunicado que publicó sobre el despido de Piner, Gilmore y Moore, Williams dijo que los despidos de los tres oficiales eran “extremadamente necesarios”. En parte, escribió:

Hay ciertos comportamientos que uno debe tener para ser un oficial de policía y estos tres oficiales han demostrado que no lo poseen. Cuando me enteré de estas conversaciones, me quedé conmocionado, entristecido y disgustado. No hay lugar para este comportamiento en nuestra agencia o en nuestra ciudad y no será tolerado.

Nuestra agencia está adolorida hoy porque las personas que creíamos honraban su juramento de cargo lo violaron y desgarraron el tejido de nuestra familia. Por favor oren por nosotros a medida que sanamos y mejoramos a causa de este desafío. Por favor, no juzguen a nuestros oficiales en base a la conducta de unos pocos. Tenemos grandes oficiales que trabajan para nuestra agencia y con orgullo estoy con ellos y junto a ellos.

Además de los comentarios racistas demostrados en el video, los oficiales también menospreciaron su propia agencia y múltiples colegas, y se refirieron a un magistrado negro con insultos racistas y anti-gay.

Williams dijo de las conversaciones entre los tres ex oficiales:

Las conversaciones incluían un lenguaje irrespetuoso, un discurso lleno de odio y se referían a los negros con la palabra “N”. También me criticaron a mi, a varios oficiales negros dentro de la agencia e hicieron comentarios negativos sobre individuos fuera de la agencia. Hicieron comentarios negativos sobre las protestas de Black Lives Matter y fueron críticos con nuestra respuesta. Las conversaciones de 46 minutos y 12 segundos fueron brutalmente ofensivas y merecían una acción inmediata.

Williams recomendó que ninguno de los oficiales fuera elegible para ser recontratado en la ciudad de Wilmington y dijo que se asegurará de que la Comisión de Capacitación y Normas de Justicia Criminal de Carolina del Norte, la agencia que emite la certificación estatal de los oficiales estatales, sean alertados sobre el comportamiento de los oficiales.

Williams también dijo que el departamento tendrá que examinar los casos en los que los oficiales estuvieron involucrados que podrían haber sido afectados por el sesgo de los oficiales.
Aquí está la versión original de la historia en Heavy.com