Huelgas de hambre y suicidios: ¿Qué está pasando en los cruceros varados?

U.S. Coast Guard Una tripulación de la estación de guardacostas en Ft. Lauderdale escolta el crucero Zaandam al puerto Everglades el 2 de abril 2020. La guardia costera ha estado ayudando en la escolta de cruceros y licitaciones de barco hacia y desde los puertos de Miami y Everglades.

Al menos tres empleados de cruceros se han quitado la vida y varios más han iniciado una huelga de hambre después de no poder bajar de los barcos durante dos meses debido a preocupaciones con el coronavirus.


Mientras que varios empleados de la línea de cruceros han muerto de COVID-19, según el sitio web Crew Center otros se han quitado la vida. Desde el 30 de abril, dos empleados de la línea de cruceros han saltado a sus muertes desde los barcos en los que habían estado varados y otro se suicidó en su camarote.

El 10 de mayo una mujer ucraniana que trabajaba en la Princesa Regal en Rotterdam saltó del barco y murió después de que su vuelo chárter a casa fuera cancelado. Un miembro de la tripulación de Hungría, de 29 años, fue encontrado muerto de un aparente suicidio en su camarote en el crucero Carnival Breeze el 9 de mayo, y el 30 de abril otro hombre saltó a su muerte desde el Jewel of the Sea cerca de la costa de Grecia. Según Crew Center, su cuerpo no fue encontrado.

Crew Law News informó que un cuarto hombre fue encontrado muerto en el Mariner of the Seas el domingo, pero la causa de la muerte del nacional chino no fue declarada. “Es el tercer miembro de la tripulación que ha muerto en los últimos dos días, y el cuarto empleado del barco que ha muerto en poco más de una semana”.

Un miembro de la tripulación le dijo al Fiscal Marítimo de Miami que escribe el blog de Crew Law News, Jim Walker: “Es lo más triste que una espera sin fin este llevándose las vidas de miembros inocentes y trabajadores de la tripulación”.

Algunos empleados de cruceros están en huelga de hambre para tratar de hacer que sus empleadores los ayuden a llegar a casa

El Miami Herald informó que 14 miembros de la tripulación en el crucero Navigator of the Seas de Royal Caribean están en huelga de hambre. El barco está atracado en PortMiami. Según el periódico, uno de los involucrados en la huelga le dijo al periódico que lo están haciendo para presionar a la línea de cruceros a que se esfuercen más duro para llevarlos a casa.

El miembro de la tripulación habló con el reportero del Miami Herald pero pidió no ser nombrado por temor a represalias de su empleador y a que pueden retrasar su repatriación. Les dijo: “En este momento, sentimos que todos somos rehenes. Esta empresa necesita entender que no somos cajas de comida que se pueden mover”.

Laura Poveda, una contadora colombiana que ha estado atrapada durante dos mese en el Norwegian Epic frente a la costa de Miami dijo a USA Today: “Veo que las cosas están volviendo a la normalidad y los CDC y la compañía de cruceros nos mantienen como prisioneros aquí. No tenemos ningún caso (coronavirus). Entonces, ¿por qué todavía no podemos volver a casa?”


Solo en territorio estadounidense, setenta mil trabajadores de cruceros han estado atrapados en barcos desde mediados de marzo

Según la Guardia Costera, las líneas de cruceros han estado en suspensión voluntaria desde y hacia los puertos de escala de los Estados Unidos desde el 13 de marzo. El CDC emitió una orden “No Navegar” el 14 de marzo a todos los cruceros que no suspendieron voluntariamente sus operaciones.

Mientras que los pasajeros de cruceros soportaron un grado de cuarentena en los barcos, desde entonces se les ha permitido volver a casa. Ese no es el caso con los empleados de cruceros.

Un portavoz de la Guardia Costera le dijo a Heavy (la página hermana de AhoraMismo.com): “Actualmente, la Guardia Costera está monitoreando 33 cruceros anclados en aguas estadounidenses con aproximadamente 20,800 miembros de la tripulación a bordo, y 26 cruceros atracados en puertos estadounidenses con aproximadamente 19,500 miembros de la tripulación a bordo. Hay otros 43 cruceros en marcha en aguas estadounidenses con aproximadamente 29,800 miembros de la tripulación a bordo”.

Pero no parece que los tripulantes varados vuelvan a casa pronto. Parecen estar enredados en una burocracia. Una carta a los miembros del sindicato ITF Seafarers el 11 de mayo explicaba que hay un plan para llevarlos a casa, pero es sólo un “paso en la dirección correcta”.

Las cartas decían:

Después de semanas de ardua labor por parte de la ITF, y de muchos de sus sindicatos de marineros afiliados, desarrollando protocolos y cabildeando la industria y los gobiernos, la comunidad marítima internacional finalmente ha conseguido un plan para que los gobiernos faciliten los cambios de tripulación. En consecuencia, el 5 de mayo, la Organización Marítima Internacional (IMO) publicó un plan de 12 etapas a sus 174 Estados Miembros sobre cómo «reiniciar» los cambios de tripulación para que los marinos puedan desembarcar y desplegar nuevas tripulaciones. Desafortunadamente, esto no significa que las restricciones automáticamente se levanten inmediatamente, ya que cada gobierno debe poner en marcha procesos y procedimientos para que los cambios de la tripulación sucedan, pero es un paso en la dirección correcta.



Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x