Luz ultravioleta “Far-UV” puede matar el coronavirus en el aire, sin perjudicar a los humanos

Photo by HECTOR RETAMAL/AFP via Getty Images Un autobús siendo desinfectado con rayos ultravioleta como parte de las medidas contra el brote de coronavirus COVID-19, en Shanghai el 12 de marzo de 2020.

Un profesor de la Universidad de Columbia y su equipo de especialistas en radiación han pasado años perfeccionando lámparas ultravioletas (UV) que matan bacterias resistentes a medicamentos mientras flotan en el aire. El equipo cree que estas luces son capaces de económicamente y minuciosamente destruir el coronavirus que permanece “aerosolizado” en las proximidades de personas infectadas que tosen y estornudan.

El Dr. David Brenner dice que su sistema UV ya ha sido probado “contra partículas que eran similares en tamaño a esas expulsadas por personas al toser e incluso funciones normales como respirar”. Estas “potentes y económicas” luces mata-virus “podrían ser utilizadas en hospitales y consultorios médicos, así como en escuelas, estaciones de tren, aeropuertos e incluso aviones”.

Por mucho tiempo se ha conocido que las luces UV son efectivas para eliminar los gérmenes, pero el sistema de descontaminación ahora lo está aprendiendo

Photo by MICHELE SPATARI/AFP via Getty ImagesBrighten Mashau, un empleado de hospital, empuja un robot desinfectante de luces de pulso ultravioleta (UV) en el Hospital Netcare Sunninghill de Johannesburgo, el 12 de marzo de 2020.


Los científicos han sabido durante más de un siglo que la luz ultravioleta se puede utilizar para matar gérmenes, pero sólo en los últimos años los sistemas de descontaminación UV realmente se han adaptado. Se utilizan cada vez más en plantas de tratamiento de agua tanto en tierra como en cruceros, así como para esterilizar quirófanos e interiores de ambulancias.

El mayor elemento de disuasión del uso de lámparas UV germicidas ha sido que las personas no pueden ser expuestas directamente a las luces púrpuras mientras se lleva a cabo el proceso de descontaminación. Esto se debe a los daños inmediatos que producen a los ojos y la piel, así como a los riesgos a la salud a largo plazo, incluyendo cataratas y cánceres de piel.

PHILIPPE HUGUEN/AFP via Getty ImagesUn miembro del equipo forense de la policía francesa utiliza una lámpara UV mientras busca evidencia en una prenda en un laboratorio.


Lo que distingue a las luces del Dr. Brenner es que estas están matizadas a una banda bastante estrecha del espectro ultravioleta llamado “far-UV,” que ocurre alrededor de una longitud de onda de 220 nanómetros. (El ultravioleta se encuentra entre la luz visible y los rayos X en el espectro electromagnético donde oscila entre las longitudes de onda de 100 a 400 nanómetros. La “luz negra” que la mayoría de la gente conoce de las peceras, y las linternas de escenas de crimen que hacen que la evidencia emita luz fluorescente, utiliza luz ultravioleta UV-A inocuas que se produce en una banda “casi UV” entre 315 nanómetros y 400 nanómetros).

A través de experimentos conducidos en los últimos seis años, el equipo del Dr. Brenner en el Centro de Investigación Radiológica del Centro Médico de la Universidad de Columbia determinó que “dosis muy bajas” de luz de “far-UV” no sólo “desactivan” los virus en el aire, sino que también mata a las bacterias resistentes a los medicamentos que se conocen como “superbaterias”, al igual que la gripe y la tuberculosis, todo esto sin los peligros a la salud humana asociados con las lámparas de UVC anteriores.

Brenner indica que la luz far-UV “tiene un rango muy corto en material biológico, por lo que no puede penetrar la capa de células muertas en la superficie de nuestra piel, tampoco puede penetrar nuestros ojos, por lo que no puede alcanzar o perjudicar ninguna célula viva en nuestro cuerpo. Pero, puede penetrar y matar virus que flotan en el aire simplemente porque los virus son increíblemente pequeños. En resumen, la exposición a la luz “far-UV” es segura para las personas, pero potencialmente letal para los virus en el aire”.

La Universidad de Columbia lanza campaña para recaudar fondos para pruebas definitivas

Dado que la luz “far-UV” rápidamente mata a otros tipos de virus, el Dr. Brenner cree que es lógico que sea igualmente eficaz contra el COVID-19; sin embargo, eso no es lo mismo que una certeza científica por lo que la Universidad de Columbia está recaudando fondos en su sitio web para realizar una prueba definitiva utilizando una actual muestra de coronavirus.

Desde el miércoles de esta semana, el Dr. Brenner había recaudado un poco más de $48,000 de los $50,000 para la prueba.

Si la prueba resulta y el Dr. Brenner puede encontrar empresas que produzcan sus luces de descontaminación en masa, dijo que se pueden usar en bombillas ordinarias y luces LED y en accesorios existentes.

“La idea general es que estas lámparas puedan incorporarse a los accesorios de luz convencionales para que sean fáciles de instalar en espacios públicos como aeropuertos, estaciones de tren, aviones, etc. A nosotros nos parece uno de los pocos enfoques que tiene el potencial de prevenir la propagación del coronavirus, en lugar de curarlo”, dijo el Dr. Brenner.



Leer Más