COVID-19: ¿Qué pasará con la temporada de la NBA?

Getty El Staples Center en Los Ángeles, hogar de los Lakers y Clippers, de la NBA

A falta de una respuesta definitiva sobre cuándo la NBA, o cualquier otro deporte, podrá regresar a la acción a medida que el nuevo coronavirus continúa propagándose por todo el país, han surgido una serie de teorías y postulaciones sobre lo que se avecina.

Esas teorías han venido de distintas fuentes –jugadores que no ven cómo la liga podrá ponerse al día para terminar la temporada, propietarios esperanzados que todavía quieren generar algún tipo de ingreso que puedan con una postemporada de la NBA televisada, agentes cuyos clientes están apostando en la agencia libre en los próximos años.

Al menos en los últimos días, había un sentido de positivismo en torno a la posibilidad de una reanudación de partidos. Brian Windhorst de ESPN escribió sobre un plan de 25 días que vería a los jugadores pasar dos semanas poniéndose en forma, seguido por un campo de entrenamiento, antes de una reanudación de la temporada. Y en The Athletic, se informó que “el optimismo abunda en los rangos de propiedad, jugador, agente y oficina de la liga”.

Por desgracia, ese optimismo fue efímero. El comisionado se encargó de eso esta semana.

Silver: “No estoy en una posición” para decidir sobre la temporada

De hecho, no hemos escuchado mucho últimamente del comisionado Adam Silver. Es la persona que tomó la decisión de cerrar la temporada de la NBA el 11 de marzo, después de que Rudy Gobert de Utah diera positivo por coronavirus y suscitó el espectro de que el virus se propague entre jugadores y entrenadores de la liga.

En los días posteriores al cierre de la liga, Silver estuvo al frente haciendo varias apariciones en los medios de comunicación. Recientemente, ha estado callado. A pesar de las muchas teorías que han surgido, Silver no ha tenido nada definitivo que añadir.

El viernes, apareció después de que la NBA sostuviera su reunión postemporada anual de la Junta de Gobernadores bajo circunstancias inusuales: la reunión toma lugar cada año en Nueva York cuando se supone que termine la temporada, pero se celebró virtualmente esta semana, mientras se espera que se complete la temporada.

“No estamos en posición de tomar ninguna decisión”, dijo Silver a los periodistas. “Y no está claro cuándo lo estaremos.”

La seguridad sobre todo para la NBA

Silver dijo que tan pronto como hubiera alguna indicación de que sería seguro salir a jugar y que el regreso de la NBA pueda ayudar a desarrollar la confianza y la buena voluntad de todo el país, la liga estaría lista para volver a la cancha.
“Lo que percibo de los dueños de los equipos de la NBA es que si pueden ser parte de un movimiento para reiniciar nuestra economía que incluya a la NBA, casi lo ven como una obligación cívica. Creo que, por otro lado, no hay apetencia de comprometer el bienestar de nuestros jugadores”, dijo Silver.

El problema es que, no importa lo que haya salido en los medios de comunicación, no tiene indicación que la liga tenga una fecha fija en la que pueda volver a jugar. La propagación del virus sigue siendo demasiado incierta ahora.

De hecho, Silver dijo, la liga ni siquiera ha decidido si concentrarse en resucitar esta temporada o cancelarla y pasar a enfocarse en los planes para la próxima temporada. Cualquier operación de grande como la NBA tendría que ver una reducción significante en los nuevos casos del COVID-19 y un aumento en la capacidad y velocidad de las pruebas antes de reabrir.

“En términos de prioridades, empezando con la seguridad, aún no estamos en un punto en el que tengamos un protocolo claro y un camino claro hacia adelante donde sentimos que podemos sentarnos con los jugadores y decir, esta es una manera de reanudar la temporada”, dijo Silver. “Realmente no hemos participado en discusiones sobre si sí o no es mejor o peor empezar a enfocarnos en la próxima temporada”.