¿EE.UU. sufrirá falta de alimentos?: cierran procesadora de porcinos

Getty Images Procesadora porcionos

Han pasado apenas tres semanas desde que la mayoría de lugares de Estados Unidos inició la cuarentena para evitar la propagación del coronavirus, y ya empieza a hacerse real el miedo de muchas personas de que si la situación se alarga, pueda haber problemas de desabastecimiento de comida.

Y esta vez, uno de los mayores proveedores de carne de cerdo en los EE.UU., Smithfield, anunció el día de Pascua que cerrará su planta de Sioux Falls, Dakota del Sur, indefinidamente debido a las preocupaciones del COVID-19.

El anuncio fue hecho por la compañía, a través de una declaración de Kenneth M. Sullivan, presidente y director ejecutivo de Smithfield.

“Desafortunadamente, los casos de COVID-19 ahora son ubicuos en todo nuestro país. El virus está afectando comunidades en todas partes. Los sectores de la agricultura y la alimentación no han sido inmunes. Numerosas plantas en todo el país tienen empleados positivos de COVID-19. Hemos seguido administrando nuestras instalaciones por una razón: para mantener el suministro de alimentos de nuestra nación durante esta pandemia. Creemos que es nuestra obligación ayudar a alimentar al país, ahora más que nunca. Tenemos una gran elección como nación: vamos a producir alimentos o no, incluso frente a COVID-19″, manifestó Sullivan.

El directivo explicó que estos cierres pueden significar que la escasez de carne “está empujando a nuestro país peligrosamente cerca del límite en términos de nuestro suministro de carne. Es imposible mantener nuestras tiendas de abarrotes abastecidas si nuestras plantas no están funcionando”, advirtió con preocupación Sullivan.

Smithfield produce del cuatro al 5 por ciento de toda la carne de cerdo en los Estados Unidos, lo que se traduce en 18 millones de porciones de carne de cerdo por día, según el comunicado de prensa.

El Pittsburg Post-Gazette informó el 10 de abril que Cargill, Inc., un productor de productos cárnicos, cerró tambien su planta en Hazelton, Pensilvania, indefinidamente después de que 130 trabajadores dieron positivo por COVID-19.

Heavy contactó a Cargill, Inc, para confirmar esos números y está esperando una respuesta.

El 6 de abril, el gigante de la producción de pollo y cerdo, Tyson Foods, anunció que suspendió su planta de producción de carne de cerdo en Columbus Junction, Iowa, después de que “más de dos docenas” de empleados dieron positivo por el virus en esa instalación.

JBS, un productor de carne de res en Greeley, Colorado, emitió un comunicado el 10 de abril diciendo que tenían 36 empleados con resultado positivo para COVID-19. En lugar de suspender la producción indefinidamente, realizarían una limpieza profunda durante el largo fin de semana festivo y trabajarían para garantizar más pruebas para sus empleados.

La declaración de la compañía decía: “Estamos trabajando arduamente para proteger a los miembros de nuestro equipo durante esta situación en constante cambio, al tiempo que garantizamos que seguimos cumpliendo nuestro papel fundamental de ayudar a alimentar a las personas en todo el país”.

En una carta titulada “La respuesta COVID-19 retrasada de la industria avícola es matar a los trabajadores esenciales de Estados Unidos: protéjalos ahora”, el Sindicato de minoristas, mayoristas y grandes almacenes llamó la atención a las compañías de producción de pollos por ser lentos en implementar precauciones de seguridad en un entorno donde los trabajadores “trabajan codo a codo sin acceso a máscaras”.

La carta llamaba específicamente a “Tyson Foods, Equity Foods, https://jbs.com.br/en/ / Pilgrim’s Pride, Koch Foods y Wayne Farms para implementar estándares críticos para proteger la seguridad de los trabajadores y asegurar la cadena de suministro de alimentos”.

El RWDSU dijo que la respuesta de la industria raya en demasiado poco y demasiado tarde, limitando sus esfuerzos a solo ciertos lugares. El sindicato dijo que los trabajadores han continuado sus trabajos incluso con la falta de equipo de protección o las precauciones tomadas por los líderes y debido a eso, “los trabajadores avícolas en sus plantas han estado muriendo”.

En el momento en que se escribió la carta, el 7 de abril, la RWDSU dijo que dos trabajadores sindicalizados de Tyson Food en Camilla, Georgia, habían muerto por COVID-19.

Aunque los manipuladores de alimentos están dando positivo por el virus, según la Administración de Alimentos y Servicios, es poco probable que el público contraiga el coronavirus a través de los alimentos. Según la FDA, se cree que el virus se transmite por contacto de persona a persona en lugar de por exposición a alimentos.

La FDA dice que es posible que COVID-19 se propague al tocar una superficie donde vive el virus y luego tocarse la nariz, la boca o los ojos, pero por lo que se entiende sobre el virus, esa no es la forma principal en que el virus se propaga.


Leer Más
Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x