¿Puede la obesidad aumentar los riesgos del coronavirus?

CDC Esta foto de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) muestra una visión microscópica del Coronavirus

La enfermedad COVID-19 es especialmente peligroso para las personas con condiciones subyacentes, pero cualquier persona puede estar en riesgo de contagio. ¿Cuáles son los riesgos para las personas con sobrepeso u obesidad? Aquí están los detalles.

strong>La obesidad puede ponerte en mayor riesgo de complicaciones
Los CDC tienen una página web dedicada a enumerar las condiciones que ponen a las personas en mayor riesgo de enfermedad grave. Una de estas condiciones de alto riesgo para personas de cualquier edad es la obesidad grave (índice de masa corporal [IMC] >40).

El CDC tiene una calculadora de IMC para adultos aquí. Simplemente tiene que introducir su altura y peso para determinar su IMC.

En Italia, se ha reportado que la obesidad ha sido uno de los factores de riesgo más comunes que llevaron a las personas a cuidados intensivos, informó el New York Post. Esto podría deberse al hecho que la obesidad aumenta la inflamación y debilita el sistema inmunológico.

El Reino Unido también informó que casi 2/3 de los pacientes que necesitaban cuidados críticos eran obesos. Setenta y uno de los 196 pacientes en estado crítico tenían un IMC de 30 o más, informó Beckers Hospital Review.

Hopkins Medicine informó que la obesidad también aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2 y asma. Según los CDC todas estas condiciones aumentan el riesgo de complicaciones del COVID-19.

Es importante recordar que, en general, el riesgo de desarrollar complicaciones sigue siendo bajo. Pero el peligro está ahí, especialmente para las personas con condiciones subyacentes. Sin embargo, nadie es inmune. Es por eso que es tan importante refugiarse en casa y limitar el contacto con otros tanto como sea posible. Esto ayudará a reducir el número de ingresos al hospital, y a que los médicos den a basto. Es una práctica conocida como “aplanar la curva”.

CDC: 10 categorías de condiciones subyacentes

Los CDC publicaron un documento el 12 de marzo de 2020 titulado “Implementación de estrategias de mitigación para las comunidades con transmisión local COVID-19.” En ese documento, enumeraron las condiciones subyacentes que podrían poner a una persona en mayor riesgo de desarrollar COVID-19 grave.

El documento enumera lo que los CDC consideran que son condiciones subyacentes que pueden aumentar el riesgo:

  • Problemas de la sangre (por ejemplo, enfermedad de células falciformes o anticoagulantes).
  • Enfermedad renal crónica diagnosticada por su médico. Se le ha pedido que evite o reduzca la dosis de medicamentos debido a una enfermedad renal, o está bajo tratamiento para tratar una enfermedad renal, incluyendo recibiendo diálisis.
  • Enfermedad hepática crónica definida diagnosticada por su médico (por ejemplo, cirrosis, hepatitis crónica). Se le ha pedido que evite o reduzca la dosis de medicamentos debido a una enfermedad hepática, o está bajo tratamiento para una enfermedad hepática.
  • Sistema inmunitario comprometido (inmunosupresión) (por ejemplo, está bajo consulta con un médico debido a un cáncer y su tratamiento, como quimioterapia o radiación, ha recibido trasplante de órgano o médula ósea, esta tomando altas dosis de corticoesteroides u otros medicamentos inmunosupresores, VIH o SIDA).
  • Embarazo actual o reciente en las últimas dos semanas.
  • Trastornos endocrinos (por ejemplo, diabetes mellitus).
  • Trastornos metabólicos (como trastornos metabólicos hereditarios y trastornos mitocondriales).
  • Enfermedad cardiovascular (por ejemplo, congénita, insuficiencia cardíaca congestiva y enfermedad de las arterias coronarias)
  • Enfermedad pulmonar, incluyendo asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (bronquitis crónica o enfisema) u otras condiciones crónicas asociadas con deterioro de la función pulmonar o que requieren oxígeno en el hogar.
  • Condiciones neurológicas y condiciones de neurodesarrollo [incluyendo trastornos cerebrales, médula espinal, nervio periférico y músculo como parálisis cerebral, epilepsia (trastornos convulsivos), accidente cerebrovascular, discapacidad intelectual, retraso en el desarrollo de moderada a grave, distrofia muscular o lesión de la médula espinal].
  • Los CDC resaltaron específicamente la diabetes, enfermedades cardíacas y las enfermedades pulmonares como condiciones subyacentes comunes aquí. En esta página, los CDC enumeran afecciones de alto riesgo como lo son tener 65 años o más, vivir en un asilo de ancianos o un centro de atención a largo plazo, o personas con enfermedad pulmonar crónica o asma moderada a grave, personas con afecciones cardíacas graves, inmunocomprometidos (incluyendo el tratamiento oncológico), las personas con obesidad grave (un IMC mayor o igual a 40) o ciertas afecciones subyacentes no controladas como diabetes, insuficiencia renal o enfermedad hepática.




    Leer Más