¿Qué tan mortal es el cáncer de esófago que mató a “Popeye”?: el asesino sufrió mucho

Jhon Jairo Velasquez"Popeye"

Alguna vez se preguntó usted ¿cómo sería la muerte de John Jairo Velásquez Vásquez, alias“Popeye”?,
uno de los hombres más temidos por los múltiples asesinatos, secuestros y extorsiones que cometió junto al cartel de Medellín, en la era del temible narcotraficante Pablo Escobar. Irónicamente aunque muchos pensaron que tal vez moriría en un ajuste de cuentas producto de “una mano de bala y plomo“, como solía decir él mismo, el fin de sus días llegó este jueves, producto de un severo cáncer que le fue descubierto en etapa terminal.

“Popeye“, de 57 años, nacido en Yarumal, Antioquia, murió ayer a las 5:30 de la mañana en el Instituto Nacional de Cancerología de Bogotá, donde se encontraba hospitalizado desde el pasado 31 de diciembre del 2019 por cáncer de esófago, según informó el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) de Colombia.

Semejante mal lo llevó a la tumba, luego de que el cáncer hiciera metástasis en los pulmones, hígado y otros componentes abdominales, siendo uno de los peores tipos de cáncer que en la mayoría de los casos es una sentencia de muerte. Los síntomas resultaron tremendamente dolorosos para ‘Popeye’, pues el dolor con este tipo de cáncer es terrible.

Así lo explicó en diálogo con El Tiempo el gastroenterólogo Ángel Alberto Castro, quien reveló que ese tipo de cáncer es el sexto más frecuente y se da tres veces más en hombres que en mujeres y generalmente entre los 55 y los 70 años.

“El adenocarcinoma que tenía ‘Popeye’ surge básicamente a partir de células metaplásicas (con cambios premalignos) que para el caso específico entapetan el área en una condición conocida como esófago de Barrett“, dijo el galeno agregando que los factores de riesgo son el tabaquismo, el alcoholismo, el reflujo gastroesofágico, la obesidad y la infección por Helicobacter pylori.

Sobe los síntomas, la publicación dijo: “Lo primero que hay que decir es que se trata de un cáncer muy agresivo. Entre los síntomas está la disfagia (dificultad para tragar), que genera una sensación de atoramiento permanente y que aumenta incluso al punto de sentirse con el consumo de líquidos.Esta imposibilidad para alimentarse, además del avance de la enfermedad, lleva a una pérdida rápida de peso y con el progreso de la enfermedad aparece un dolor intenso que compromete esencialmente el pecho, además de síntomas respiratorios como tos e infecciones, secundarios a la cercanía de los bronquios y el pulmón con el esófago.También puede haber sangrados, ronquera e hipo“.

Si el mal se descubre en la etapa 1 puede haber mejor pronóstico y tratamientos como cirugía, radioterapia o quimioterapia.

Sobre la muerte del sicario, el Instituto Nacional de Cancerología sacó el comunicado oficial y dijo: “murió como consecuencia de la progresión del adenocarcinoma de esófago que padecía después de haber recibido cuidados paliativos durante su proceso final de vida”.

El exsicario de Pablo Escobar estaba nuevamente recluído en prisión desde el 2018, cuando fue llevado a la cárcel de máxima seguridad de Valledupar La Tramacúa, y luego, para recibir un mejor cuidado de salud, fue trasladado a la cárcel La Picota de Bogotá el 23 de diciembre del 2019. El criminal fue recapturado por un proceso de extorción y concierto para delinquir por exigir que se pusieran a su nombre, propiedades se habían comprado con dineros ilegales a familias de Antioquia, además de otro proceso por publicaciones en sus redes, pues se había convertido en todo un personaje del internet. La mano derecha del Capo de la droga, había salido de la cárcel en el 2014 tras pagar 23 años de prisión al cumplir la mayoría de las 13 condenas por las que fue sentenciado.


Leer Más