El Papa Francisco dio de comer a 1,500 pobres: ¿le hizo publicidad a Coca-Cola?

El Papa Francisco le dio de comer a 1500 pobre: ¿pero le hizo publicidad a Coca-Cola?

Getty Images El Papa Francisco le dio de comer a 1500 pobre: ¿pero le hizo publicidad a Coca-Cola?

El papa Francisco quiso hacer un llamado mundial a la lucha contra la pobreza y la necesidad de no olvidar a las personas menos favorecidas, pero no fue ajeno a la polémica.

El Sumo Pontífice ofreció un almuerzo en el Aula Pablo VI a 1,500 personas pobres provenientes de diferentes diócesis de Italia y aunque lamentó la “codicia de personas adineradas”, algunos cibernautas que han visto las fotos de la comida, criticaron que el evento pareció ser de paso una publicidad a Coca-Cola.

En las imágenes del almuerzo, se aprecia claramente como las mesas donde se sentaron los comensales estaban repletas de botellas de Coca-Cola, que fue la bebida oficial del “banquete”, donde se sirvió lasagna.

Papa Francisco- Santa Misa- Jornada Mundial de los pobres 2019-11-17Desde la Basílica de San Pedro, Santa Misa presidida por el Papa Francisco en ocasión de la Jornada Mundial de los pobres2019-11-17T10:34:05.000Z

Y aunque algunos criticaron la presencia masiva de la famosa marca de bebidas, otros aseguraron que tal vez lo que hizo Coca-Cola fue donar las sodas.

Pero más allá de ese detalle, el almuerzo sirvió para tratar de concientizar al mundo sobre las necesidades de los menos favorecidos.

Almoço com Francisco | AFPUm almoço realizado no Vaticano neste domingo marcou a celebração da Jornada Mundial dos Pobres. O Papa Francisco recebeu 1500 moradores de rua para comer lasanha, frango com batatas e sobremesas. Subscribe to AFP and activate your notifications to get the latest news 🔔 https://www.youtube.com/channel/UCamgdcs45ToPrIV7wmT7iYg/?sub_confirmation=12019-11-17T17:07:14.000Z

“¿Tengo yo, como cristiano, al menos una persona pobre como amiga?”, fue la frase que el Papa dijo que todos deberían hacerse.

Durante la misa por la III Jornada Mundial de los Pobres, el argentino también mencionó la necesidad de no dejarse llevar por el acelere y manipulaciones.

“Cuántas veces nos dejamos seducir por la prisa de querer saberlo todo y ahora mismo, por el cosquilleo de la curiosidad, por la última noticia llamativa o escandalosa, por las historias turbias, por los chillidos del que grita más fuerte y más enfadado, por quien dice ‘ahora o nunca’”, comentó el Papa, advirtiendo que allí empieza el pecado contra los pobres.

“Atraídos por el último grito no encontramos más tiempo para Dios y para el hermano que vive a nuestro lado y, con esas prisas, a veces se omite que las distancias aumentan, que la codicia de pocos acrecienta la pobreza de muchos”, dijo el argentino. “¡Qué verdad es esta hoy! En el afán de correr, de conquistarlo todo y rápidamente, el que se queda atrás molesta y se considera como descarte. Cuántos ancianos, niños no nacidos, personas discapacitadas, pobres considerados inútiles”.