Ejecutan a Charles Rhines con inyección letal: ¿quién era el confeso asesino?

Ejecutan a Charles Rhines con inyección letal: ¿quién era el confeso asesino?

Heavy.com Ejecutan a Charles Rhines con inyección letal: ¿quién era el confeso asesino?

Charles Rhines, el confeso criminal de 63 años condenado a muerte por el asesinato en 1992 de Donnivan Schaeffer, un jovencito de 22 años. Fue ejecutado este lunes con una inyección letal, luego de que la Corte Suprema de los Estados Unidos negara su apelación.

Rhines mató a Donnivan Schaeffer durante un intento de robo en Dig ‘Em Donuts, en Rapid City, Dakota del Sur de puñaladas por la espalda y el estómago.

Las informaciones señalan que mientras sangraba, Schaeffer y suplicaba por su vida, le rogó al asesino que llamara una ambulancia y le dijo a Rhines que no le diría a nadie nada sobre el crimen, pero Rhines lo ató en un almacén y hundió el cuchillo en la base del cráneo de Schaeffer, matándolo.

Charles Rhines' execution process explained.2019-11-04T04:49:26.000Z

“No hay duda de que Rhines es culpable del crimen”, confesó a la policía, pero su caso fue objeto de mucho escrutinio después de que surgieran pruebas de que la homofobia del jurado pudo haber jugado un papel en su decisión.

Durante la sentencia, los miembros del jurado aseguraron que temían que Rhines, quien era gay, pueda disfrutar de la prisión porque sería un patio de recreo sexual para él. Los miembros del jurado le preguntaron al juez del caso si Rhines estaría con la población general, si alguna vez podría casarse o tener visitas conyugales, o si tendría un compañero de celda.

Además, varios miembros del jurado emitieron declaraciones juradas admitiendo que la homofobia influyó en sus deliberaciones.
La Corte Suprema de Estados Unidos dictaminó el año pasado que las deliberaciones de un jurado pueden ser impugnadas si se puede probar que estaban manchadas por prejuicios raciales. Los abogados de Rhines llevaron su caso a la Corte Suprema argumentando que si el racismo es suficiente para manchar el sesgo de un jurado, también lo es la homofobia.

La Corte Suprema rechazó su apelación la semana pasada, así como los argumentos que indicaban que el asesino fue sentenciado a muerte por un jurado con un prejuicio contra los homosexuales y que no se le dio acceso a expertos que podrían haberlo examinado por impedimentos cognitivos y psiquiátricos.

Charles Rhines' final words.2019-11-05T02:55:38.000Z

“Es muy triste y profundamente injusto que el estado de Dakota del Sur haya ejecutado a Charles Rhines, un hombre gay, sin que ningún tribunal escuche la evidencia de prejuicios gays que infectaron la decisión del jurado de sentenciarlo a la muerte”, dijo el abogado de Rhines, Shawn Nolan.

Justo antes de su ejecución, Rhines usó sus últimas palabras para “perdonar a los padres” de Schaeffer en lugar de disculparse por sus crímenes. “Ed y Peggy Schaeffer, los perdono por su ira y odio hacia mí”, dijo Rhines, antes de agradecer a su equipo de defensa. “Ruego a Dios que los perdone. Gracias a mi equipo. Los amo a todos, adiós. Vámonos. Eso es todo lo que tengo que decir. Adiós”, dijo el hombre.

Los padres de Schaeffer estuvieron presentes al momento de la ejecución, pero dejaron en claro que estaban allí para recordar a Donnivan en lugar de hablar sobre Rhines. Patty Schaeffer apareció ante los periodistas sosteniendo una foto de sus dos hijos, incluido Donnivan, cuando eran niños y luego mostró una foto de graduación de él.

Execution witnesses put focus on Charles Rhines's victim, Donnivan Schaeffer.2019-11-05T04:07:18.000Z

“Fuimos muy bendecidos de tener a este joven en nuestra familia y en nuestra vida”, dijo la mamá de Donnivan, Patty Schaffer. “Hoy es el día en que hablamos de Donnivan, el chico que amaba a su familia, su prometida y sus amigos”.

Según una presentación judicial a nombre de Rhines, un miembro del jurado, Harry Keeney, dijo al equipo legal: “También sabíamos que era homosexual y pensamos que no debería poder pasar la vida con hombres en prisión”.

Otro recordó la declaración de un miembro del jurado de que “si es homosexual, lo estaríamos enviando a donde quiere ir si votamos a favor” de cadena perpetua. Un tercer miembro del jurado recordó: “mucha discusión sobre la homosexualidad. Hubo mucho asco”.

“Si es gay, lo estaríamos enviando a donde quiere ir”, recordó Frances Cersosimo, que sirvió en el jurado. Ella no identificaría al jurado que hizo el comentario. En un momento, un miembro del jurado se refirió al Sr. Rhines como “ese SOB queer”.

En la negativa de la Corte Suprema de los Estados Unidos de la apelación de Rhines, revelan que Rhines “no era una figura comprensiva”. Rhines escribió cartas a una pareja sexual anterior (conocida como Hernández) donde habló sobre estar involucrado con un joven de 17 años y dijo que estaba “obsesionado con los varones adolescentes a los que podía” irrumpir gradualmente “en sus prácticas sexuales violentas y sadomasoquistas”.

Charles Rhines: 5 Fast Facts You Need to KnowSouth Dakota Department of Corrections Charles Rhines mugshots  Charles Rhines, 63, was a criminal who was sentenced to death for the 1992 murder of 22-year-old Donnivan Schaeffer. He was executed by lethal injection on Monday after the U.S. Supreme Court denied his appeal.  Rhines killed Donnivan Schaeffer during a robbery attempt at Dig ‘Em Donuts in Rapid City, South Dakota. He snuck up on Schaeffer and stabbed him in the back and stomach. As he bled, Schaeffer pleaded for his life and was begging for an ambulance, telling Rhines that he wouldn’t tell anybody about the crime. Rhines tied him up in a storeroom and plunged the knife into the base of Schaeffer’s skull, killing him.  There’s no question that Rhines is guilty of the crime, he confessed to police, but his case has been the cause of much scrutiny after evidence emerged that the juror’s homophobia may have played a role in their decision.  During the sentencing, jurors worried that Rhines, who is a gay man, might enjoy prison because it would be a sexual playground for him. Jurors asked the judge in the case if Rhines would be housed in general population, if he might ever marry or have conjugal visits, or if he would have a cellmate. What’s more, several jurors later issued sworn declarations admitting that homophobia influenced their deliberations.  The U.S. Supreme Court ruled last year that jury deliberations can be impeached if it can be proven they were tainted by racial bias. Rhines’ lawyers took his case to the Supreme Court arguing that if racism is enough to taint a jury’s bias, so is homophobia.  The U.S. Supreme Court rejected his appeal last week as well as his arguments that he was sentenced to die by a jury with an anti-gay bias and that he wasn’t given access to experts who could have examined him for cognitive and psychiatric impairments.  “It is very sad and profoundly unjust that the State of South Dakota today executed Charles Rhines, a gay man, without any court ever hearing the evidence of gay bias that infected the jury’s decision to sentence him to death,” Rhines’ lawyer Shawn Nolan said.  Right before his execution, Rhines used his last words to forgive Schaeffer’s parents instead of apologizing for his crimes. “Ed and Peggy Schaeffer, I forgive you for your anger and hatred toward me,” Rhines said, right before he thanked his defense team. “I pray to God that he forgives you for your anger and hatred toward me. Thanks to my team. I love you all, goodbye. Let’s go. That’s all I have to say. Goodbye.”  Schaeffer’s parents were present for the execution but made it clear they were there to remember Donnivan rather than talk about Rhines. Patty Schaeffer appeared before reporters holding a photo of her two sons, including Donnivan, as children and then displayed a graduation photo of him.  “We were so blessed to have this young man in our family and in our life,” Donnivan’s Mom Patty Schaffer said. “Today is the day that we talk about Donnivan, the guy2019-11-05T16:22:08.000Z

En sus cartas a su pareja anterior, también se describió a sí mismo como un “depredador sexual” cuyo animal interior quería “engrasar el agujero y tener sexo con alguien en absoluto muchas veces”.

Según la autobiografía de Rhines, confesó tener una “mazmorra” en su casa en Seattle. Rhines escribió que puso madera contrachapada sobre las ventanas y pintó toda la habitación de negro para satisfacer sus deseos sexuales.

Rhines describe que su “yo animal” está acechando justo debajo de la superficie y cómo las personas “urbanas/civilizadas” entierran a su yo animal en el fondo para que nunca salga”. Él decía que su “yo animal” debía salir de vez en cuando y que “si es reprimido por mucho tiempo, se hace una carga”.

Rhines continuaba diciendo que él era “supremamente dominante” durante el sexo y era más feliz cuando “infligía dolor y sufrimiento como lo deseaba” a sus parejas de consentimiento. “Abofetear a un chico, azotarlo son calentamientos” a las “escenas de azotes y violaciones”, escribió.

Steve Allender, un detective de la policía de Rapid City en el momento del asesinato, quien ahora es el alcalde de la ciudad, trabajó en el caso y dijo que el jurado de Rhines lo condenó a muerte tiene mucho que ver con la “risa escalofriante” con la que el asesino describió los espasmos de muerte de su víctima.

The latest on the three cases surround Charles Rhines' execution.2019-11-01T23:07:05.000Z

“Observé al jurado mientras escuchaban la confesión de Charles Rhines en una cinta de audio y su reacción a su confesión fue apropiada. Cualquier ser humano tendría rechazo por las cosas que dijo y la forma en que las dijo”, dijo Allender a CBS News.

“Rhines se echó a reír cuando describió a Schaeffer muriendo y comparó sus espasmos de muerte con un pollo decapitado corriendo por un corral”.

Para su última comida, Rhines pidió pollo frito como plato principal, con melón, yogurt de fresa y cereza, mantequilla, helado de galletas y nata, cerveza de raíz y café con nata y azúcar.