Virgen de Guadalupe: 5 Datos importantes que tienes que saber

Virgen de Guadalupe serenata

Getty Cada año miles de feligreses se reúnen en la Basílica de la Guadalupe, para rendir tributo a la Virgen Morena. (FotoLuis Acosta/AFP/Getty Images)

El 12 de diciembre de cada año la Iglesia Católica celebra a la Virgen de Guadalupe. En ese día en 1531, la Virgen María se apareció a un indígena de 57 años llamado Juan Diego. La Virgen María le encargó a San Juan Diego que recogiera en su tilma –una tela– rosas de Castilla que habían florecido a pesar del invierno para que se las presentara al Arzobispo de México, Mons. Juan de Zumárraga, como prueba de las apariciones.

En uno de sus encuentros, la Virgen le pidió a Juan Diego que se construyera un santuario en su nombre en el lugar donde ella apareció, Cerro Tepeyac, que ahora está en un suburbio de Ciudad de México.

Juan Diego fue proclamado Santo por San Juan Pablo II en 2002.

Lo que tienes que saber:

1. Juan Diego es el hombre que vio a la Virgen; la imagen de la Virgen quedo grabado en una tela llena de rosas

Según la tradición, la Virgen se apareció a un hombre indígena llamado Juan Diego el 12 de diciembre de 1531. La Virgen pidió que se construyera un santuario en su nombre en el lugar donde ella apareció, Cerro Tepeyac, que ahora está en un suburbio de Ciudad de México. Juan Diego le dijo al obispo acerca de la aparición y la solicitud, pero él no le creyó y exigió una señal antes de que él aprobara la construcción de la iglesia.

La Virgen le encargó a Juan Diego que recogiera en su tilma rosas de Castilla que habían florecido a pesar del invierno para que se las presentara al Arzobispo de México, Mons. Juan de Zumárraga, como prueba de las apariciones.

Juan llevó las rosas al obispo y cuando abrió la tela, docenas de rosas cayeron al piso y revelaron la imagen de la Virgen de Guadalupe impresa en el interior. El tilmátli con la imagen está en exhibición en la Basílica de Guadalupe.

En los siguientes siete años, después de la aparición de la Virgen, más de 9 millones de aztecas se convirtieron al cristianismo.


2. Emiliano Zapata llevó una pancarta de la Virgen de Guadalupe cuando ingresó a la Ciudad de México en 1914

Se dice que la aparición de la Virgen de Guadalupe a un hombre indígena es una de las fuerzas detrás de la creación del México que conocemos hoy. Su piel oscura y el hecho de que la historia de su aparición fue contada en el idioma indígena de náhuatl y en español se dice que ayudó a convertir a los indígenas de México al cristianismo en el momento de la conquista. Ella es vista como una mezcla de herencia azteca y española.

Su imagen ha sido utilizada a lo largo de la historia de México, no solo como un ícono religioso sino también como un signo de patriotismo. Miguel Hidalgo usó su imagen cuando lanzó su rebelión contra los españoles en 1810. Se la podía ver en las pancartas de los rebeldes y su grito de batalla era “Larga vida a Nuestra Señora de Guadalupe”.

Emiliano Zapata también llevaba una pancarta de la Virgen de Guadalupe cuando ingresó a la Ciudad de México en 1914.


3. El Papa Juan Pablo II canonizó a Juan Diego en 2002

View this post on Instagram

A la más bella 🙏🏻 #VirgendeGuadalupe

A post shared by GalileaMontijo (@galileamontijo) on

El Papa Juan Pablo II canonizó a Juan Diego en 2002, convirtiéndolo en el primer santo indígena de América, y declaró a Nuestra Señora de Guadalupe la patrona de las Américas.


4. El día de la Virgen de Guadalupe se convirtió en fiesta nacional en México en 1859

El día de la Virgen de Guadalupe se convirtió en fiesta nacional en México en 1859. Miles se reúnen cada año el 12 de diciembre en la Basílica de la Virgen de Guadalupe en la Ciudad de México para celebrar el cumpleaños del santo patrono. Más de 800,000 personas se reúnen alrededor de la Basílica y traen velas y ofrendas para honrarla. También cantan “Las Mañanitas”.


5. El nombre de Guadalupe podría provenir del término azteca

El origen del nombre Guadalupe siempre ha sido motivo de controversias, y muchas posibles explicaciones han sido dadas sobre su nombre. Una que puede ser la más acertada es la traducción del nombre en náhuatl al español de las palabras usadas por la Virgen durante su aparición.

Se cree que Nuestra Señora usó el término azteca (náhuatl) de coatlaxopeuh, el cual es pronunciado “quatlasupe” y suena extremadamente parecido a la palabra en español Guadalupe. Coa significando serpiente, tla el artículo “la”, mientras xopeuh significa aplastar. Así Nuestra Señora se debió haber referido a ella misma como “la que aplasta la serpiente.”

Existen otras etimologías posibles. El término Guadalupe también podría provenir del árabe, wadi al-iub, que significa “río de cantos negros” o, según una deformación señalada por Ana Castillo, “río de amor” o “río de luz”. Otras etimologías populares incluyen la señalada por David Brading: “wadi-lupi” que significa “río de lobos”, en referencia a los animales que podrían abrevar en las cercanías del santuario, o a la capacidad de la advocación para vencer la idolatría.

Por otro lado se ha explicado que el nombre resulta un enigma, pues la única fuente es la tradición documentada en el Nican Mopohua[1]; el nombre se lo da la mismísima Virgen a Juan Bernardino, no a Juan Diego, cuando se aparece para curarlo.

Sin Comentarios

Discutir en Facebook