Aaron Hernández Muere a Sus 27 Años: ¿De qué murió el jugador de la NFL?
Search Heavy

Aaron Hernández Muere a Sus 27 Años: ¿De qué murió el jugador de la NFL?

Aaron Hernandez dead

(Getty)

Aaron Hernández, el ex jugador de fútbol americano de los New England Patriots condenado por asesinar a Odin Lloyd, fue encontrado muerto en su celda de la cárcel durante la noche, pocos días después de haber sido absuelto de un doble homicidio. El Departamento de Correcciones de Massachusetts confirmó que se suicidó, usando una sábana colocada en la ventana. Hernández tenía 27 años.

Noticias de la muerte de Hernández fue reportada por primera vez por WHDH en Boston. El Boston Globe también informó que Hernández se suicidó.

En una declaración a WHDH, el DOC dijo que Hernández fue encontrado muerto en su celda por agentes de corrección en el Centro Correccional Souza Baranowski en Shirley, Massachusetts a las 3:05 a.m. Ellos trataron de salvar su vida y fue llevado a UMASS Leominster. Fue declarado muerto a las 4:07 de la mañana.

Según la declaración, se ahorcó usando una sola sábana de cama atada a su ventana. Hernández trató de bloquear la puerta de su celda usando “varios elementos”. DOC que su familia ya había sido notificada y la Policía Estatal de Massachusetts todavía está investigando.

No hay informes de intentos previos de suicidio, informa WHDH.

Hernández, que nació en Bristol, Connecticut y jugó fútbol americano universitario en la Florida, fue condenado en el asesinato de Odin Lloyd, un jugador de fútbol semiprofesional de 2013. Recibió una sentencia de cadena perpetua por ese asesinato. En 2014, también fue acusado por el doble homicidio de Daniel de Abreu y Safiro Furtado en 2012, pero fue absuelto en ese caso pocos días antes de su suicidio.

El Boston Globe informa que el juicio duró un mes, y que fue declarado inocente de todos los cargos, excepto uno, un delito relacionado con armas de fuego. Sin embargo, justo después de ser absuelto, regresó a la cárcel para continuar cumpliendo su sentencia de cadena perpetua por el asesinato de Lloyd.

Hernández fue reclutado por los Patriotas en 2010 y anotó un touchdown en la derrota del equipo en el Super Bowl XLVI ante los Gigantes. En agosto de 2012, el Globe informó que Hernández firmó una extensión de contrato por un valor de 40 millones de dólares. El equipo lo cortó en 2013, justo después de que fuera acusado del asesinato de Lloyd.

En 2013, el propietario de los New England Patriots, Robert Kraft, le dijo a periodistas que se sentía “engañado” por Hernández. “Usted puede estar seguro de que estaremos mirando nuestros procedimientos y la auditoría de cómo hacemos las cosas”, dijo Kraft a ESPN en ese momento.

Hernandez es sobrevivido por su prometida de largo tiempo, Shayanna Jenkins-Hernández, y su hija, Avielle Janelle Hernández.

Los Patriotas, que están visitando la Casa Blanca hoy para celebrar su victoria del Super Bowl LI, dijeron a la Associated Press que son conscientes de los informes de la muerte de Hernández. “Somos conscientes de los informes, pero no preveo que estaremos comentando hoy”, dijo el portavoz de los Patriotas, Stacey James.