Poemas Para el Día de la Madre 2016

Feliz Día de la Madre

Feliz Día de la Madre

Hoy se celebra el Día de la Madre. Un día especial para todas las mujeres que han entregado sus vidas criando, amando y trabajando fuerte para darle lo mejor a sus hijos. Una madre no necesariamente tiene que ser de sangre también es de crianza. A veces una mujer se convierte en madre de su sobrina, nieta, amiga o hasta de su propia hermana. Este 8 de mayo, es el día que se celebra en honor a las madres en todo el mundo. Aquí tenemos unos tiernos poemas para compartir con ellas en Facebook, Twitter o WhatsApp.

MAMÁ
Por Leonor Leiva Abarca (Chile)

Mamá dame un besito
para que me vaya bien.
Quiero ganarme un lucerito
y una estrellita también.

Mamita si en la escuela
te recuerdo a cada rato
es porque eres buena
y yo te quiero tanto.

Me diste la vida
me regalas tu amor.
Como hoy es tu día
te doy mi corazón.


Mi Madre
Por Rafael Núñez

A mi madre en ese mar tan lleno
de emociones que llaman juventud,
yo alcancé a descubrir tu faz profética
mostrándome el deber y la virtud.


A Mi Madre Ausente

Como una hada dormida, estaba aquel día,
y una tarde trágica la tierra abandonó.
Yo no estaba preparada, no entendía.
Como flor marchita, su frente doblegó.

A su nueva morada se iba en un momento,
entre llanto y tristezas, llegó su despedida.
Le dimos un beso a su cuerpo sin aliento,
estaba muy quieta, parecía que dormía.

De noche los recuerdos pasaron por mi mente,
recordé en un momento casi toda mi vida.
Lágrimas y risas que pasé en su compañía,
sus consejos, dedicación y alegría.

Junto a ella, no olvidaré las horas vividas.
A mi lado sufrió cuando me vio vencida.
Daría lo que tengo por sentir sus manos en las mías.
Su vida fue mi vida, pero llegó su partida.

Hoy que no la tengo en este bendito día,
nada puedo hacer para devolverle la vida.
Sólo recordarla en alguna melodía,
y llorar cuando recuerdo su imagen, aquel día…



A la Futura Mamá

El milagro de la vida
se está produciendo en tu cuerpo.
El milagro de tu cuerpo
gestando no deja de sorprenderte.
Cada instante de estos nueve meses son un milagro.

El momento en que conozcas ese milagro,
será, sin dudas, el momento de tu vida.
Ese momento que todos anhelamos.
Ese momento de la felicidad perfecta.

Tu cuerpo es ahora el hogar de tu bebé.
Ese cuerpo se preparó
desde tu propia gestación
para este momento.

Cada una de las células de tu cuerpo
sabe lo que debe hacer.
Tú sólo debes cuidarlas y escucharlas.
No temas pedir ayuda,
no temas decir no sé, |
no temas decir tengo miedo,
no temas decir no voy a poder,
porque desde tu seno
escucharás la voz de tu hijo
diciendo: los dos vamos a poder.

Y cuando sientas la tibieza
de su cuerpecito en tu pecho,
el milagro de la vida habrá concluido
para dar comienzo al
milagro de ser MADRE.


Amor Eterno
Por Gustavo Adolfo Becquer

Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la tierra
Como un débil cristal.
¡todo sucederá! Podrá la muerte
Cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mí podrá apagarse
La llama de tu amor.

Sin Comentarios

Discutir en Facebook