Bailar podría ayudar a proteger tu cerebro: Pregúntale a Caddy Cabrera

PicMonkey

Si eres de los que no pudieron evitar moverse al ritmo de la música de Jennifer López y Shakira durante el Super Bowl y te quedaste sin palabras ante su excelente forma física, toma nota y empieza a bailar tal como dice la canción Let’s Get Loud “Baila, nunca te detengas, con cualquier ritmo, cada minuto, cada día…”.

Moverte tiene efectos positivos inmediatos en el cerebro. Por ejemplo, mejora tu estado de ánimo, capacidad de atención y memoria según la neurocientífica Wendy Suzuki. En su charla TED, la Dra. Suzuki explica que el cerebro es como un músculo y cuanto más se ejercita, tanto el hipocampo, como la corteza prefrontal se hacen más grandes y fuertes, lo cual ayuda a evitar o retrasar la aparición de enfermedades como la depresión, el Alzheimer, el Parkinson y la demencia.

Cuando nos ejercitamos, los niveles de neurotransmisores como la dopamina, noradrenalina y serotonina aumentan de manera automática y sus efectos se mantienen durante las siguientes dos horas. Seguramente, te preguntarás la cantidad de ejercicio que tienes que hacer cada semana para lograr esos beneficios. Pues bien, la Dra. Suzuki recomienda entre 3 y 4 sesiones de actividad anaeróbica a la semana durante 30 minutos. Así que no tienes que invertir en un gimnasio si no lo contemplas, con una caminata rápida, saltar la cuerda, subir y bajar escaleras o bailar.

Bailar, al igual que otras actividades cognitivas como los juegos de mesa, leer y escribir, ayuda a prevenir el deterioro cerebral, según un estudio de 2014 realizado por la Escuela Albert Einstein de Medicina de Nueva York. Este estudio halló que bailar de manera frecuente podía reducir el riesgo de padecer demencia hasta en un 76%. Pero ¿qué tipo de baile? El estudio no lo aclara, lo que sí recomienda es desafiar la mente y aprender estilos que desconocemos para aumentar la conectividad neuronal, pues al bailar utilizamos distintas funciones cerebrales: la cinestésica, la racional, musical y emocional. Por ejemplo, según la fisióloga Patricia McKinley, de la Universidad McGill de Montreal, el tango mejora el estado cognitivo y el sentido del equilibrio en pacientes con Parkinson, ya que algunos de sus pasos se pueden utilizar para la rehabilitación motriz.

Cuando bailamos intervienen la percepción auditiva y visual, el equilibrio, la coordinación motriz y la memoria. Por ejemplo, necesitamos memorizar y coordinar distintas secuencias de movimientos al ritmo de la música y hacerlo en un espacio determinado. Además, cuando bailamos con otra persona o en grupo, nos comunicamos con los demás, ejercitamos la empatía y conectamos con otros. Así pues, bailar estimula algunas áreas del cerebro como el hipocampo: un área implicada en la memoria, la capacidad espacial, la coordinación del cuerpo y las emociones. Además, cuando bailamos interactúan distintos sistemas cerebrales, sobre todo, el sistema nervioso, que es quien se encarga de poner en marcha los procesos necesarios para el movimiento.

En resumen…

  • Bailar mejora la capacidad de concentración y atención.
  • Bailar es un ejercicio aeróbico que aumenta la oxigenación del cerebro y fortalece el sistema cardiovascular.
  • Bailar ayuda al cerebro a crear nuevas conexiones neuronales.
  • Bailar nos permite aprender a realizar varias tareas a la vez.
  • Bailar mejora nuestro estado de ánimo, nos ayuda a sentirnos más felices y a relacionarnos con otros
  • Bailar forma parte de la cultura latina, así que ya sea que te conviertas en la reina o rey de la pista de tu propia casa, aprendas otros estilos con una app, te apuntes a una clase de baile o crees una actividad semanal para bailar con amigos o en grupo, aprovecha sus beneficios. No solo mejorará tu forma física, sino que ayudarás a tu cerebro a mantenerse activo.

    ¿Quién es Caddy Cabrera?

    View this post on Instagram

    Let’s be present/Aprovechemos cada momento. Camina con los ojos abiertos y los sentidos despiertos, escucha tus emociones y simplemente permítete ser, mira a los ojos cuando alguien te habla y escúchale de verdad, sonríe con todo tu corazón y si tienes que llorar, hazlo a todo pulmón. Saborea cada bocado y siéntete bendecido por lo bueno y lo malo. Valora a tu familia, tus amigos, tus hijos, tu trabajo e incluso tus errores porque son tus maestros. Y si tienes un te quiero pendiente, suéltalo. No te lo guardes. Tenemos que escucharnos y abrazarnos más. La vida es un ratico, hagamos de cada instante algo eterno. ¡Feliz lunes! – – Let’s be present! Walk with your eyes open and your senses awake, listen to your emotions and just allow yourself to be, look to the eyes when someone speaks to you and truly listen, smile with all your heart and if you have to cry, do it with all your lungs. Savor every bite and feel blessed by the good and the bad. Value your family, your friends, your children, your work and even your mistakes because they are your teachers. And if you have a pending I love you, say it. Do not keep it to yourself. We have to listen and hug each other more. Life is too short! let's make every moment eternal. Happy Monday! – – – – – – – – #mondaymotivationalquote #bepresentinthemoment #lifeisagift #livethemoment #loveyourcurves #loveyourfamily #berealwithyourself #bepresent #staytruetoyou #lavidaesuna #lavidaesunregalo #seamoshumanos #behuman #lunesmotivacional #nycchef

    A post shared by Plant Based|CADDY (@cadittas) on

    Caddy Cabrera es chef vegana, finalista de la primera edición del programa de televisión MasterChef Latino (Telemundo), creadora de los talleres Cooking Together, autora del libro 7 Days Delicious Morning Habits (a la venta próximamente por Amazon), y fundadora de HEA (Health for Every Age) Talks, un evento de talleres de salud dirigido a la comunidad newyorkina con profesionales y expertos de salud, instructores de fitness y yoga, así como cocineros para motivar a las personas a mejorar su salud. Caddy reside en Nueva York y es de origen dominicano.

    Para seguir a Caddy Cabrera entra a su Instagram, aquí.


    Leer Más
    ,