El actor Nick Cordero necesita un milagro: “Me piden que diga adiós”, dice su esposa

Heavy Emperora la salud del actor de Broadway Nick Cordero internado en un hospital hace meses por Coronavirus. Médicos piden a su esposa decirle “Adiós”.

Si bien fue milagroso que Nick Cordero, de 41 años, se despertara después de estar en coma inducido médicamente durante seis semanas debido a complicaciones del coronavirus, el viaje de regreso de la estrella de Broadway a la salud sigue siendo una batalla cuesta arriba. El miércoles, su esposa, la entrenadora de fitness Amanda Kloots, compartió una actualización de noticias sombrías sobre su estado de salud a través de Instagram.

El 3 de junio, Kloots escribió: “Me han dicho un par de veces que no lo logrará. Me han dicho que me despida. Me han dicho que tomaría un milagro. Pues tengo fe. Fe que es pequeña como una semilla de mostaza, pero a veces eso es todo lo que necesitas”.

“Él todavía está aquí y, a pesar de sus probabilidades, mejora un poco, un poco cada día “, continuó. “Donde hay fe, hay esperanza. ¡Donde hay esperanza, puede haber un milagro! Como ha dicho mi padre desde el primer día, cada día que sigue con nosotros es un milagro. Creo que Dios está con nosotros, con los médicos y con Nick”.

Ha sido una semana difícil para Kloots y el hijito de la pareja, Elvis, que ahora tiene 11 meses. El 31 de mayo, Kloots dijo que estaban paralizados con respecto a la salud de Cordero, ya que no hay mucho más que los médicos puedan hacer en este momento. Pero la ex Rockette de Radio City todavía tiene esperanza.

“Estamos esperando a ver si Nick mejora”, dijo Kloots, de 38 años. “En cuanto a las actualizaciones, hemos hecho todo lo posible y estamos esperando para ver si las cosas progresan de una manera que sea buena. Está tomando una gran dosis de esteroides para ayudar con la inflamación de su cuerpo. Esperamos milagros todos los días. Continuaré orando y pidiéndole a Dios este milagro para Nick. Y si no es el milagro que estoy pidiendo, tal vez salga de una manera diferente en un momento diferente”.

La semana pasada, Cordero sufrió una nueva infección pulmonar derivada de su tiempo extendido en la UCI

El 25 de mayo, Kloots no tenía buenas noticias sobre el progreso de su esposo. Ella dijo: “Nick está un poco mejor que ayer. Todavía está muy enfermo y luchando mucho. Lo pusieron en una posición especial para abrir sus vías respiratorias. Él ha tenido esto antes y le ayudó mucho. También le limpiaron los pulmones nuevamente para ayudar a combatir la infección”.

“Él es y ha sido COVID negativo ahora durante semanas ”, agregó Kloots. “De lo que él está y ha estado lidiando es la [recuperación] del virus y de las infecciones que surgen de estar en la UCI por tanto tiempo”. ¡Por favor sigan orando!”.

A principios de esta semana, Kloots informó a través de Instagram que Nick había sufrido una nueva infección pulmonar y que su salud estaba “empeorando”. Pero afortunadamente, “desde entonces se ha estado recuperando lentamente” y “volviendo a donde estaba antes de que ocurriera esta infección”, agregó.

Kloots celebró que Cordero se despertara oficialmente de su coma a mediados de mayo

Después de despertarse de un coma de seis semanas, Cordero inicialmente continuó mostrando signos de mejoría. Kloots dijo que “su estado mental realmente está mejorando, lo cual es fantástico”. Una vez que los médicos puedan eliminar la infección de los pulmones, “podrán sacar completamente el ventilador de la traqueotomía y retirarlo del ventilador. Entonces, también podrá dejar la diálisis”, dijo Kloots.

El 18 de mayo, Kloots dijo que había “menos secreción de los pulmones de Nick desde la última vez que lo limpiaron”, lo cual fue un gran progreso “solo porque cada vez que entran allí y hay menos infección que antes es bueno”. Así que voy a tomar eso por esta noche y voy a celebrarlo “.

Cordero no tenía ninguna condición de salud subyacente antes de contraer COVID-19

Cordero, un actor ganador del premio Tony que protagonizó los musicales de Broadway “Waitress” and “Rock of Ages”, pasó 42 días en la unidad de cuidados intensivos del hospital Cedars-Sinai y necesitó que le amputaran la pierna derecha debido a coágulos de sangre. No tenía ningún problema de salud subyacente, según Kloots.

Kloots, casada con Cordero desde 2017, escribió en Instagram:
“Nick tiene 41 años. No tenía condiciones de salud preexistentes. No sabemos cómo consiguió COVID-19, pero lo hizo. Fue a la sala de emergencias el 30 de marzo y se intubó con un ventilador el 1 de abril. Desde entonces ha sufrido una infección que hizo que su corazón se detuviera, necesitaba reanimación, tuvo dos mini-derrames cerebrales, se sometió a ECMO, se sometió a diálisis , necesitaba cirugía para [extraer] una cánula de ECMO que restringía el flujo sanguíneo a su pierna, una [fasciotomía] para aliviar la presión en la pierna, amputación de su pierna derecha, una resonancia magnética para investigar más el daño cerebral, varios barridos bronquiales para eliminar sus pulmones, una infección [sepsis] que causa shock séptico, un hongo en sus pulmones, agujeros en sus pulmones, una traqueotomía, coágulos sanguíneos, bajo recuento sanguíneo y niveles de plaquetas, y un marcapasos temporal para ayudar a su corazón. Esta enfermedad no solo [afecta] a las personas mayores. Esto es real. ¡Un hombre de 41 años perfectamente sano!”.

Este es el original de Heavy.com escrito por Emily Bicks.


Comment Here
Subscribe
Notify of
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer su opinión, comentax
()
x