La Chilindrina hizo una promesa a su fallecido esposo: ¿cuál fue?

La primera foto del romance de la Chilindrina con su fallecido esposo Gabriel

Edgar Vivar/Twitter La primera foto del romance de la Chilindrina con su fallecido esposo Gabriel

En medio de la tristeza por el fallecimiento de su esposo Gabriel Fernández, María Antonieta de las Nieves, más conocida como La Chilindrina, reveló un detalle que la mantiene fuerte y con ganas de seguir viviendo.

La intérprete mexicana accedió a hablar con el programa de televisión “Ventaneando”, donde confesó que había hecho una promesa junto a su fallecido esposo, y que de una u otra manera, eso la hace no desfallecer.

“No tienen idea, lo peor que me ha pasado en toda mi vida hasta este momento ha sido esto, y lo mejor también, porque él no se ha ido, él sigue estando conmigo”, mencionó la estrella de la vecindad de El Chavo. “Los dos hicimos una promesa de que tanto él como yo, el día que nos fuéramos, estaríamos juntos. Entonces él ha estado conmigo, estoy tranquila”, agregó la Chilindrina.

Y al ser cuestionada sobre lo que más extraña de su difunto esposo, la mexicana insistió en que el locutor sigue vivo en ella.

“Siempre va a seguir significando lo mismo, porque para mí no se ha ido, para mí, está conmigo”, agregó la estrella del Chavo.

Hace unos días, en la primera entrevista concedida a los medios, tras la muerte de su esposo, también destacó que no descartaba la posibilidad de no seguir viviendo.

“Tengo que pensar muy bien qué es lo que voy a hacer, para qué voy a vivir, si quiero seguir viviendo o ya no quiero seguir viviendo”, dijo en su momento.

Fernández, quien era la voz inicial de cada emisión murió el fin de semana pasado tras serias complicaciones de salud y varias neumonías.

Fernández no soportaba el clima frío ni templado y en medio de sus quebrantos de salud sufrió más de 5 neumonías, problemas renales y constantes debilidades.

El año pasado le confesó al programa Ventaneando, que lo encontró en una cita médica, visiblemente deteriorado, que su salud cada vez era más mala y que era objeto de serios males renales.

Y aunque el esposo de la Chilindrina siempre trató de mantener un bajo perfil y dejó que su esposa brillara con luz propia, también hizo parte del elenco de la vecindad más famosa de la televisión latinoamericana.