José Luis Rodríguez ‘El Puma’ Sufre de Fibrosis Pulmonar: Lo que Tienes que Saber
Search Heavy

José Luis Rodríguez ‘El Puma’ Sufre de Fibrosis Pulmonar: Lo que Tienes que Saber

José Luis Rodríguez sufre de fibrosis pulmonar. (Foto tomada de video)

José Luis Rodríguez sufre de fibrosis pulmonar. (Foto tomada de video)

Tras que José Luis Rodríguez “El Puma” apareciera cantando en concierto auxiliado de un tanque de oxígeno, hizo que muchos de sus seguidores se preocuparan de su salud. La preocupación crece aún más porque el interprete de 73 años acaba de cancelar sus próximos conciertos en Puerto Rico y Chile, anunció su representante a través de un comunicado de prensa.

Hace pocos días él debió ser sometido a dos procedimientos para destapar unas arterias y por esa razón decidió aplazar la presentación en Cartagena de septiembre hasta la primera semana de noviembre, porque habría sido demasiado brindar dos conciertos seguidos. Lo mismo ocurre con los shows de Puerto Rico y Chile”.

En el comunicado sus representantes aseguran que el cantante venezolano se encuentra estable de la fibrosis pulmonar que padece desde hace 16 años, una enfermedad cónica que es incurable y que dificulta la respiración.

Ahora por órdenes de sus médicos deberá aplazar sus próximos conciertos para finales o principios del 2017.

¿Qué es Fibrosis Pulmonar?

“La fibrosis pulmonar idiopática es una de esas enfermedad raras, huérfanas, poco conocidas”, explicó a BBC Mundo el doctor Julio Ancochea, el director de investigación de enfermedades pulmonares intersticiales difusas, de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica, Separ. Según las estadísticas la enfermedad afecta entre 15 y 20 personas por cada 100,000. “También se sabe que incide más en hombres que en mujeres” diagnosticada a pacientes de entre 40 y 80 años.

Las causas de la enfermedad son desconocidas pero se asocia con la exposición ambientales y al cigarrillo. Algunos investigadores también hablan de una predisposición genética. Su pronóstico de supervivencia es de entre dos y cinco años desde que se diagnostica. Lo que lo hace peor que la mayoría de los cánceres.