Presidente de Sri Lanka Quiere Azotar a los Organizadores de un Concierto de Enrique Iglesias

Pasajeros de Sri Lanka pasan una cartelera en Colombo de Enrique Iglesias. Live Events, admitió que la seguridad "ha fallado terriblemente" y se disculpó por la "experiencia negativa" durante el concierto de una hora. Los aficionados habían pagado precios que van desde 5.000 rupias a 50.000 rupias ($ 350) para las entradas para el espectáculo que era parte de la gira mundial de la estrella española, "Love and Sex". Ellos no se refieren directamente a las críticas del presidente Maithripala Sirisena que intoxicados mujeres locales habían arrojado sus sostenes en el cantante y besó y lo abrazó. (Getty)

Pasajeros de Sri Lanka pasan una cartelera en Colombo de Enrique Iglesias. Live Events, admitió que la seguridad “ha fallado terriblemente” y se disculpó por la “experiencia negativa” durante el concierto de una hora. Los aficionados habían pagado precios que van desde 5.000 rupias a 50.000 rupias ($ 350) para las entradas para el espectáculo que era parte de la gira mundial de la estrella española, “Love and Sex”. Ellos no se refieren directamente a las críticas del presidenta Maithripala Sirisena que intoxicados mujeres habían arrojado corpiños al cantante. (Getty)

La Presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, hoy anunció que los promotores del reciente concierto de Enrique Iglesias, 40, tendrían que estar “batidos con colas de mantarrayas tóxicas” después de que fans enloquecidas de ver su idol, se subieron al escenario durante el concierto de 20 de diciembre en Colombo, y besaron a Iglesias y le tiraron sus corpiños.  

Este video de TMZ muestra el fiasco de la semana pasada en la capital de Sri Lanka:

“No soy partidario de que estas mujeres no civilizadas que quitaron sus corpiños deben ser bateadas con la cola de raya tóxicos”, dijo Sirisena, según la BBC, “pero los que organizaron este evento deben ser.”

(Getty)

(Getty)

Según la BBC, dentro de la cultura budista de Sri Lanka, el castigo de la cola de rayas es una de las peores cosas que se puede destinar a una persona.

Menos mal que Enrique se evitó el castigo! Él continúa con su gira internacional, Sex and Love.